RESEÑA CÓMIC – Mis héroes siempre han sido yonquis

0

Ed Brubaker y Sean Phillips firman su ene sima obra imprescindible con Mis héroes siempre han sido yonquis. Una historia de amor imposible, venganza, traición y balas.

Pocas parejas artísticas en el noveno arte han dejado tantísimas obras maestras a su paso como la formada por Ed Brubaker y Sean Phillips. Especializados en el genero negro, han firmado algunas de las colecciones mas aclamadas en el presente siglo en su campo. Criminal, Fatale, The Fade Out, Kill or Be Killed o Sleeped demuestran la especial sintonía que mantienen esta dupla de guionista y dibujante a la hora de trabajar y mantener un nivel sobresaliente. Un nivel que han mantenido en su ultimo trabajo juntos: Mis héroes siempre han sido yonquis. Una obra breve –para lo que nos tienen acostumbrados– pero que guarda todas sus señas de identidad y que hoy analizamos en La Comicteca.

Ellie siempre ha idealizado a los adictos a las drogas. Sus particulares antiheroes pop sobre los que ha vertebrado toda su vida adulta. Esto la lleva de manera inevitable a un mundo de adicciones y entradas y salidas en centros de desintoxicación. En el ultimo de ellos conocerá a Skip, un joven con quien terminara fugándose. Pero no todo es lo que parece y esta huida acabara torciéndose cuando descubran que son perseguidos por una misteriosa pareja de hombres armados. Crimen, drogas y fatalidad se darán la mano en una obra que consigue sorprender al lector con una trama llena de giros radicales, personajes con dobleces y una atmósfera hipnótica.

Mis héroes siempre han sido yonquis
Skip y Ellie, protagonistas de Mis héroes siempre han sido yonquis

Un microcosmos negro único.

El microcosmos creado por el genial guionista Ed Brubaker es fácilmente reconocible. Por él transitan una multitud de personajes rotos y desestructurados. Perdedores abocados a una vida llena de tragedia y un destino en el que no existen los finales felices. Repleto de mujeres fatales, policías corruptos, grupos mafiosos y el aroma del desencanto casi omnipresente. En Mis héroes siempre han sido yonquis, ultima novela gráfica publicada junto a su inseparable Sean Philips, no se aleja de este tono. Y trabajando con un teleobjetivo mas pequeño, de apenas un puñado de personajes, lleva al lector por una trama que transita entre varios subgéneros.

Por un lado tenemos una historia que transita por los tropos del amor fou. Sin llegar a los ejemplos extremos del filme Asesinos natos; construyendo, mas bien, una versión naif de Bonnie y Clyde filtrados por la visión acre de Brubaker. Por el otro una historia con sus raíces pegadas al genero negro, puro y duro, que explota en la cara al lector en cierto momento de la trama. Algo que ha estado flotando en el ambiente constantemente y que Brubaker ha conseguido ocultar gracias a su habilidad como guionista. Pero sobre todo es una historia centrada en Ellie, la protagonista. Marcada por una infancia rota en mil pedazos gracias a una madre drogadicta.

Mis héroes siempre han sido yonquis
Interior de Mis héroes siempre han sido yonquis

Brubaker + Phillips: los genios del noir entre viñetas.

Ellie es un personaje complejo y poliédrico en la linea de las femmes fateles de Brubaker. Tremendamente bien construido y sobre el que descansa prácticamente la trama entera de esta novela gráfica. Algo que juega como un arma de doble filo ya que los secundarios de Mis héroes siempre han sido yonquis pecan, en ocasiones, de un desarrollo simplista. Pese a este escollo, todas las piezas encajan y podemos decir que estamos ante una obra breve, que no es lo mismo que una obra menor. Imprescindible para TODO amante de Brubaker y Phillips y para todo seguidor del noir entre viñetas. Un tomo al que hay que enfrentarse sin saber, apenas, nada de la trama. Y con un apartado grafico dispar. Con un buen dibujo y un color, cuando menos, discutible.

En el apartado artístico tenemos a un Sean Phillips a su nivel habitual. Quizás algo mas sintético que de costumbre, pero rayando a un nivel notable. En ocasiones su dibujo se ve «lastrado» por el colorista Jacob Phillips, y una paleta pastel bastante poco adecuada. Intencionalmente pobre y limitada a dos o tres tonos. Aun así, el dibujo conserva esa narrativa cuasicinematografica y envolvente marca de la casa. Primeros planos cerrados, expresivos, donde una imagen vale mas que mil palabras. Contraplanos constante y esa sensación de estar ante unos personajes que saltan fuera de las viñetas y te hablan. Una autentica delicia.

Amour fou es una expresión francesa que significa amor loco. Se refiere, naturalmente, al amor disparatado que se puede sentir por una persona que no te conviene, que no te quiere, que te va a destruir.

Una obra arquetipica del noir con un final explosivo.

En conclusión, estamos ante una obra ejemplar dentro de su genero. La enésima demostración del enorme talento de Brubaker y Phillips. Una novela gráfica corta, contundente, y sin apenas paja. Una muestra ejemplar de ese microcosmos personalisimo del guionista, que dibuja un fresco lleno de personajes abocados a un destino fatal. Lleno de mujeres fatales, de perdedores y de seres aciagos que se mueven en el espectro de grises. De fantasmas del pasado de los que no se puede escapar. De destinos marcados en nuestras venas y de malas decisiones. Un mundo que atrapa y que hará al lector no poder soltar esta obra. Un mundo donde la redencion tendra un precio inasumible, pero inevitable.

Pero aparte de sus innegables virtudes también estamos ante una obra un tanto desequilibrada. La trama tarda en arrancar y se confía demasiado en su explosivo tramo final. Algo que llega de improviso, que ata todos los cabos sueltos que Brubaker ha ido dejando, y redefine el tomo entero. Que dota de un significado nuevo a toda la obra, pero que es un tanto tramposo. Aun así, es un giro final digno de elogio que debéis descubrir por vosotros mismos. En un computo global, Mis héroes siempre han sido yonquis, pasa del aprobado alto. Y se acerca mas a la zona alta de la tabla que a la mitad. Una muestra que servirá como puerta de entrada al lector al completísimo mundo de sus autores. Cuidado, engancha.

Panini Comics acaba de editar este mes Mis héroes siempre han sido yonquis en un tomo de tapa dura, sin sobrecubierta, a papel de máxima calidad y sin extras. Una pena, ya que al terminar la lectura, el lector a buen seguro querrá saber mas del mundo de Skip y Ellie.

Ed Brubaker y Sean Phillips firman su ene sima obra imprescindible con Mis héroes siempre han sido yonquis. Una historia de amor imposible, venganza, traición y balas. Pocas parejas artísticas en el noveno arte han dejado tantísimas obras maestras a su paso como la formada por Ed Brubaker y Sean Phillips. Especializados en el genero negro, han firmado algunas de las colecciones mas aclamadas en el presente siglo en su campo. Criminal, Fatale, The Fade Out, Kill or Be Killed o Sleeped demuestran la especial sintonía que mantienen esta dupla de guionista y dibujante a la hora de trabajar y…
Una hsitoria noir arquetipica que mezcla tropos del amor fou, la venganza y los errores de la juventud que buscan una redencion. Bien escrita, ben dibujada y breve. No es una obra maestra, pero se disfruta y deja un buen sabor de boca.

Mis héroes siempre han sido yonquis

NUESTRA NOTA - 80%

80%

NEGRO OSCURO

Una hsitoria noir arquetipica que mezcla tropos del amor fou, la venganza y los errores de la juventud que buscan una redencion. Bien escrita, ben dibujada y breve. No es una obra maestra, pero se disfruta y deja un buen sabor de boca.

User Rating: 4.05 ( 51 votes)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí