RESEÑA CÓMIC – El cazador de rayos

0

Kenny Ruiz dio vida a una notable epopeya postapocalíptica en El Cazador de Rayos. Un sombrío cuento sobre la condición humana en un entorno de fantasía distópica.

El cazador de rayos
El cazador de rayos

Una obra de culto en el panorama español.

Merecidamente El Cazador de Rayos se ha ganado la etiqueta de obra de culto desde su publicación entre 2003 y 2006 en la linea «Iberia Plus» de la Editorial Dolmen. Hasta su reciente crediticio –de la cual hablamos mas adelante– estábamos ante una obra prácticamente incontratable. Algo que ha hecho crecer, aun mas si cabe, ese aura. Pionera en muchos aspectos, estamos ante una obra tan ambiciosa como acertada. Pero ¿Que podemos encontrar en El Cazador de Rayos? Hoy os lo explicamos en La Comicteca,

Un manto perpetuo de nubes cubre el planeta. La lluvia incesante ha confinado a la humanidad a una existencia de oscuridad continua. Solo la creencia en la llegada del elegido que devolverá la luz mundo, mantiene la llama de la esperanza encendida. Kain, portador de la marca del rayo, iniciara un complicado viaje para llevar a cabo la misión para la que ha sido entrenado desde su infancia. ¿Conseguirá evitar los peligros del viaje y culminar cometido? El peso del destino de la especie humana carga sobre la espalda de un solo hombre que empieza a dudar de sí mismo.

Kain, el elegido por la marca del rayo
Kain, el elegido por la marca del rayo

La distopia fantastica como vehiculo de critica social.

Con El Cazador de Rayos, Kenny ruiz, un casi debutante en aquel momento, consiguió una puesta de largo por todo lo alto. Su historia no dejaba de ser un «viaje del heroe» ejemplar. Pero el carisma de sus personajes y lo detallado de su mundo la situaban a un nivel al alcance de pocos autores. Bajo un envoltorio de fantasía distópica, Ruiz abordo temas como el peso del destino, la futilidad de las creencias o la lealtad en el ser humano. A lo largo de tres años de publicación, la obra fue madurando a la vez que el autor. Un autentico tour de force que no solo supo mantener el nivel, sino subirlo de manera exponencial. En el su 25 aniversario, Dolmen recupera esta pieza imprescindible del cómic patrio. ¿Cuales fueron las claves de su éxito?

Kenny Ruiz consiguió construir un mundo solido y creíble repleto de pequeños detalles. Esto dotó a su universo de una verosimilitud única que traspasaba la pagina y llegaba al lector. Muchas obras fantásticas fallan al situar personajes muy elaborados en un mundo sin desarrollar, o viceversa. Pero El Cazador de Rayos estaba perfectamente equilibrado en su conjunto. Contaba con una rica mitología propia en la que se ahonda y la cual el autor desvela poco a poco. Y con unos personajes complejos, poliédricos y carismáticos que evolucionaban capitulo a capitulo. Con reminiscencias cinematográficas o de manga entre otras, esta odisea en tres actos catapultó la carrera de su autor.

Espectacular viñeta de la obra
Espectacular viñeta de la obra

Un guion y un dibujo complejos y llenos de matices

No debemos olvidar que, en esencia, El Cazador de Rayos era el debut en gran formato de Kenny Ruiz. Hasta aquel momento había publicado unas cuantas historias cortas que habían llamado la atención del fandom. Ya fuera con guion propio, como «El libro de las tentaciones» o sobre guion ajeno como las «Cronicas de Mesene«. Pero aquí ya estábamos ante una obra monumental y creada desde cero por el autor. Y eso, visto el magnifico resultado final, y la recepción de los lectores, es algo inaudito.

Ruiz construye un incisivo estudio sobre la fe, las creencias y por ende la misma esencia de nuestra humanidad. Confronta predestinación y el libre albedrío, el dogma y la razón y deja que el lector saque sus propias conclusiones. Nos habla sobre el destino y sobre la esperanza y sobre lo pesado que es llevar sobre las espaldas una carga heredada con un sueño que no es el nuestro. Carga con dureza contra las creencias ciegas consiguiendo, por momentos, un oscuro cuento. Pero la forma y el fondo no están reñidas. Y todo ello es ofrecido en forma de una odisea en tres actos cargadas de emoción. Una obra de estructura clásica rebosante de imaginación y deslumbrante en el plano gráfico.

Interior de El cazador de rayos
Interior de El cazador de rayos

Un derroche gráfico y un uso magistral del color

Gráficamente El Cazador de rayos es un portento. Ruiz se mueve en el registro del amerimanga con bastante soltura. Destaca a la hora de retratar las arquitecturas imposibles de un mundo semiderruido, dotándolas de una gran fisicidad. Hábil a la hora de retratar expresiones faciales, también sobresale en escenas de acción a las que sabe trasmitir una sensación de movimiento patente. Aunque clásico a la hora de estructurar la pagina, su uso de una distribución de viñetas convencional chocaba con sus siempre acertadas perspectivas llenas de picados y contraindicados. Un recurso abundante en la obra que dota de gran fuerza dramática a ciertas escenas clave.

Pero si hay algo en lo que el autor destaque sobremanera en en su uso del color a lo largo de toda la obra. Algo que en las escenas de interior o las localizadas en el subsuelo, es realmente reseñable. Se consigue una atmósfera única, llena de volúmenes y matices, calculando al milímetro cada trazo cromático. Del mismo modo consigue que la ambientación general sea sobresaliente. Refleja, con una paleta de tonos pastel y colores fríos el devastado y oscuro mundo de los protagonistas. Convierte al color, prácticamente, en un personaje mas, en un elemento vertebrador de su trabajo.

Espectacular uso del color
Espectacular uso del color por parte de Ruiz.

En conclusión, El cazador de Rayos es una obra obra que conjuga su carácter de obra de fantasía con el de obra reivindicativa. Y lo hace creando un mundo vivo, vibrante y rico con personajes inolvidables. Es, a su vez, una obra que no duda en cargar contra cuestiones -muy- sensibles y en abordar temas como la humanidad, el destino y la complejidad de las relaciones humanas. Una obra que al fin es recuperada en un MAGNIFICO –y nos quedamos cortos– tomo a cargo de Dolmen.

Con encuadernación holandesa y a gran formato el tomo incluye casi una treintena de paginas de material extra. Encontraremos desde una entrevista al autor a una galeria de ilustraciones. Una interesante galeria del proceso de una pagina desde el abocetado al resultado final con tinta o ilustraciones de diferentes autores retratando el mundo del Cazador de rayos. Una edicion a la altura que esta emblematica obra se merecia desde hace tiempo.

Kenny Ruiz dio vida a una notable epopeya postapocalíptica en El Cazador de Rayos. Un sombrío cuento sobre la condición humana en un entorno de fantasía distópica. El cazador de rayos Una obra de culto en el panorama español. Merecidamente El Cazador de Rayos se ha ganado la etiqueta de obra de culto desde su publicación entre 2003 y 2006 en la linea "Iberia Plus" de la Editorial Dolmen. Hasta su reciente crediticio -de la cual hablamos mas adelante- estábamos ante una obra prácticamente incontratable. Algo que ha hecho crecer, aun mas si cabe, ese aura. Pionera en muchos aspectos,…
Kenny Ruiz dio vida a una notable epopeya postapocalíptica en El Cazador de Rayos. Un sombrío cuento sobre la condición humana en un entorno de fantasía distópica. Todo bajo un marco gráfico sobresaliente. Un debut en formato largo inaudito y genial. Ahora recopilado en un tomo a la altura de la obra.

EL CAZADOR DE RAYOS INTEGRAL

NUESTRA NOTA - 83%

83%

Notable

Kenny Ruiz dio vida a una notable epopeya postapocalíptica en El Cazador de Rayos. Un sombrío cuento sobre la condición humana en un entorno de fantasía distópica. Todo bajo un marco gráfico sobresaliente. Un debut en formato largo inaudito y genial. Ahora recopilado en un tomo a la altura de la obra.

User Rating: 3.83 ( 31 votes)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí