RESEÑA CÓMIC – TANGO – Integral 1

1

Un trotamundos expatria. Camina por la cordillera andina. Con destino aventura; tatuado y apodado Tango.

Parece suficiente para imprimir la personalidad que marcará el espíritu y devenir de la que promete ser una serie.

Una conjunción magistral de color y dibujo en Tango.
Una conjunción magistral de color y dibujo en Tango.

Nuestro protagonista se enfrenta a la viñeta con una camioneta oxidada y sentado en una enorme sospecha. De apellido problema.

Tango está firmado por Matz y Philippe Xavier. Cuando se conocieron se dieron cuenta que tenían muchos puntos en común. Una visión pareja de como ambos entendían el noveno arte. Coordinaron un relato de aventuras. Viajaron a Bolivia tres semanas, tomaron notas, describieron escenas. Algo que cuando el lector se acerca a esta obra, percibe de inmediato. La labor de documentación previa traspasa el papel dando una veracidad única a los escenarios, casi de postal. Pero aunque la aventura era la nota mas predominante, mezclaron varios géneros. Y le dieron a todo un ritmo cinematográfico envidiable. La forma en la que vincularon las secuencias tiene esa cualidad a caballo entre el cómic y la gran pantalla. La historia con la que da comienzo el tomo y la etapa inicial. Todo, nos lleva por una vía introspectiva y emocionante.

Tango, abocetado.
Tango, abocetado.

MatzGuionista-1967, cuando aún estudiaba derecho, publicó su primer trabajo con Futuropolis, Bayou Joey. Publicó una novela , usando su nombre real, Alexis NolentLa nuit du vigile. A partir de entonces, comenzó a realizar dos trabajos simultáneos Alexis Nolent, diseñaba videojuegos para Ubisoft. Mientras que Matz trabajaba como creador de cómics. Durante este tiempo, escribió la serie Le Tueur (Casterman, nominada dos veces en los Premios Eisner), así como Du plomb dans la tête (Casterman), que inspiró la adaptación cinematográfica de, Una bala en la cabeza. Protagonizada por Sylvester Stallone. Para Tango recopiló todo lo aprendido previamente ofreciendo su trabajo mas pulido hasta aquel momento. Y no podía haberse acompañado de un lápiz mas hábil.

El relato gráfico corre a cuenta de Philippe Xavier -1969-, apasionado por los viajes. Estudió y trabajó durante doce años en Chile y en los Estados Unidos antes de regresar y establecerse en Francia y Bélgica. Donde diseñó «Paradis Perdu» , «Cruzadas«, «Conquistador» e » Invierno 1709 «.Obra que próximamente reseñaremos en La Comicteca. Sea como fuere, ha demostrado su versatilidad a la hora de cambiar de registro, época, estilo, y siempre mantenerse en un nivel de excelencia. Algo al alcance de pocos dibujantes, los cuales no abandonan su zona de confort a menudo.

Por el registro fotográfico que acompaña el entorno semidesnudo y suntuoso, adivinamos el páramo de Atacama. Colinda con Chile y Bolivia. Su altitud –más de 4000 metros– fantasearía con cualquier viajero, los exteriores dan algunas claves. La Paz y la famosa montaña Potosí, el Lago Titicaca, el Lago salado de Uyuni. Xavier dota de una cualidad casi fotográfica al dibujo de Tango, en la que el lector estará deseando perderse al margen de diálogos, textos de apoyo y viñetas, por el mero placer de recrearse en la propia belleza del entorno.

Nos encontramos con unas historias atractivas, duras y sin concesiones.

Los dibujos hacen justicia a estas tierras resecas. Cactus gigantes, un cielo intensamente limpio y los colores tan vivos que dan intensidad a la obra. Mención aparte se merece el coloreado, vibrante, vivo y que otorga de aun mas fuerza a los lapice, de por si ya sobresalientes. El encargado de este excelente trabajo de Jean-Jacques Chagnaud. Inició su prolifera carrera como colorista en el periódico Pif Gadget en 1973. Se le atribuyen más de 100 series, 300 álbumes y títulos como; Nakara, Conquistador, Down Under, La Bête de l’Apocalypse, Les Montefiore, Le Gouffre de Padirac, Hyver 1709, Alix Senator, Dakota

Tango y su cualidad casi cinematográfica
Tango y su cualidad casi cinematográfica

El desierto, la sierra, los chicos malos, las peleas, hay un pequeño Rio Bravo , los Siete Mercenarios , El hombre de Laramie o Johnny Guitar en este Tango

Uno de los encantos de este cómic son los personajes secundarios, fuertes y con pasado pero sin rencor. El propio Tango cuenta su vida en off, y en ambientes desde luego perjudiciales, y muy, muy áridos. Los amantes de los videojuegos reconocerán el ambiente de las Bahamas en la tercera entrega de Just Cause. Sentado el personaje en la tumbona, con una escopeta y los pies en la arena. El eterno egoísmo de lector nos atrapará en un cóctel de acción, hecho por dos autores familiarizados con los códigos del género y la narración, muy influidos por Jean Giraud, Régis Loisel, Milo Manara, etc… se centrarán en un héroe clásico de gran potencial, elegante, sobrio, rápido, capaz de mostrarse decididamente fuerte dando la justa apreciación a su personaje.

Con una influencia clara del pasado Tango presenta al lector una obra, en conjunto, bastante simple. Las historias se desarrollan en un entorno muy reconocible, chicas bonitas, asesinos muy dignos, y un héroe apolíneo, capaz de noquear fácilmente con la sola aspiración a la libertad. Se echan en falta un argumento más sólido. Es una historia deshilvanada en su tratamiento, se pierde el patrón narrativo a menudo.

Pero quizás tanto por como esta vertebrada la historia y el propio héroe, esto es algo que no es necesariamente malo. Tango ejemplifica el arquetipo del tipo duro con buen fondo, que ha preferido retirarse de manera temprana. Un rol que ha sido usado hasta la extenuación en cine, literatura y cómic. Un individuo cualquiera que por acontecimientos ajenos a su control debe volver a ponerse manos a la obra una vez mas. Casi siempre muy a su pesar. Y esto bien manejado siempre ha sido una fuente de éxito. No hay mas que ver la reciente John Wick -con la cual comparte no pocos nexos-, la saga Driver -mas de lo mismo-, o la saga Bourne.

Pero en este caso concreto se nota la falta de pegada. Rematan un álbum mate, suave, le falta originalidad… En su beneficio, un recital visual con una gama completísima de localizaciones, los contraluces, los planos perfectos, el expresionismo en los cuerpos, y la noche, que desemboca en viñetas mudas. Un álbum por el que el lector puede perderse por el mero afán contemplativo. Proporcionando parte de sus mejores armas al color del pincel, partícipe directamente de la acción y la trama y culpable de que Tango tenga esa patina de obra artesanal. Procurando que la viñeta no se vea lastrada por diálogos excesivamente largos.

Un edición de tapa dura con 156 hojas, llenas de acción y construcción clásica, pero adictiva. Un Océano de Piedra; y Arena Roja. El acabado visual acaba convirtiéndose en uno de los elementos más destacados de la obra.

Un trotamundos expatria. Camina por la cordillera andina. Con destino aventura; tatuado y apodado Tango. Parece suficiente para imprimir la personalidad que marcará el espíritu y devenir de la que promete ser una serie. Interior de TangoInterior de Tango Una conjunción magistral de color y dibujo en Tango. Nuestro protagonista se enfrenta a la viñeta con una camioneta oxidada y sentado en una enorme sospecha. De apellido problema. Tango está firmado por Matz y Philippe Xavier. Cuando se conocieron se dieron cuenta que tenían muchos puntos en común. Una visión pareja de como ambos entendían el noveno arte. Coordinaron un…
El acabado visual acaba convirtiéndose en uno de los elementos más destacados de la obra.

Un héroe apolíneo, capaz de noquear fácilmente con la sola aspiración a la libertad

NUESTRA NOTA - 74%

74%

El acabado visual acaba convirtiéndose en uno de los elementos más destacados de la obra.

User Rating: 3.99 ( 64 votes)

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí