ESTA FARMACIA ES UNA CRUZ – RESEÑA CÓMIC –

Farmaenfurecida, o lo que es lo mismo, Guillermo Martín Melgar, desvela en “Esta farmacia es una cruz” cómo es el día a día detrás del mostrador de una farmacia de barrio. Una obra original y para desternillarse de la risa. Ilustrada por Maribel Carod y publicada por el sello Grijalbo Editorial.

Esta farmacia es una cruz
Portada de Esta farmacia es una cruz

@FARMAENFURECIDA

El salmantino Guillermo Martín Melgar, autor de «Esta farmacia es una cruz», se describe a sí mismo como farmacéutico comunitario, tuitero y bloguero de batas. A través, tanto de su blog como de sus redes sociales, y bajo el nombre de Farmaenfurecida, realiza una excelente labor de divulgación sanitaria con criterio profesional y de una forma accesible para todo el mundo.

Guillermo ha sabido ver, de manera inteligente, el enorme potencial de las pintorescas anécdotas que a diario se suceden en su botica de barrio y las ha trasladado con agudo ingenio y en clave de humor a su cómic. Anécdotas que son hábilmente dibujadas por Maribel Carod. Historias tan absurdas como hilarantes que componen un excelente pilar argumental para esta divertida novela gráfica.

Esta farmacia es una cruz
Interior del cómic «Esta Farmacia es una cruz»

“Esta farmacia es una cruz”

Remedios, la protagonista, es una jovencísima farmacéutica que comienza a trabajar en una farmacia de barrio. Es su primer empleo. Ataviada con una inmaculada y bien planchada bata blanca y, empuñando el arma que todo farmacéutico de botica que se precie ha de tener, un cúter bien afilado, Remedios se dispone a aplicar todos los conocimientos adquiridos en la facultad. Pero la realidad de la práctica profesional es una bien distinta a la que se aprende en la universidad. A nuestra protagonista le tocará atender a una particular clientela que nunca van a dejar de sorprenderle. Incluso, si cabe, escandalizarle.

Una clientela que es fiel a su «farmacia de siempre» e incondicional de su «farmacéutica de toda la vida», Valeriana. Una avezada y un tanto despistada boticaria que, con los años de profesión y con una paciencia infinita, se ha ganado la confianza de toda su clientela. Remedios poco a poco y con la ayuda de su compañera de fatigas, Antonia, va a elaborar estrategias con las que abordar a sus clientes más desconfiados y cascarrabias. Los llamados «pacientes típicos». Antonia es también una joven farmacéutica pero ya con unos años de experiencia y, por lo tanto, sabrá manejar a estos habituales de la botica con un particular sentido del humor. Con su actitud un tanto «macarra y vacilona» pero, con mucha vehemencia y ocurrentes contestaciones, Antonia logra mantenerlos a raya….. al menos, a casi todos. Y a los lectores consigue arrancarnos unas cuantas carcajadas.

Esta farmacia es una cruz
Interior de «Esta farmacia es una cruz»

Guillermo Martín y Maribel Carod. Una perfecta simbiosis.

La historia de Guillermo Martín es fresca, vivaz, extremadamente divertida y con un desarrollo muy rápido. Consigue enganchar al lector de tal manera que estoy segura de que te vas a leer el cómic sin darte ni un respiro. Utiliza un lenguaje coloquial y sin tecnicismos. Como muestra de la gran capacidad creativa del autor el libro está lleno de ingeniosos juegos de palabras e irónicas expresiones relacionadas con el lenguaje farmacéutico. Nombres como Omeprazol Boy, Santihistáminico o Aitorvastatina son algunos ejemplos de la astucia del autor. Relata situaciones que, por estrambóticas o ridículas que parezcan, son veraces y muy habituales dentro del escenario de la farmacia.

Las ilustraciones de la historietista del jueves, Maribel Carod, encajan como piezas de puzzle con el cómico guion. A todo color y con dibujos tipo caricatura, Maribel da vida a la novata e ingenua Remedios, a la entrañable Valeriana o a la “macarrilla” Antonia. Plasma las anécdotas que, a diario, Guillermo vive tras el mostrador de su farmacia. Anécdotas tan auténticas como surrealistas y que Maribel retrata tal cual son, esperpénticas y tronchantes. En algún momento hace uso de la exageración para obtener mayor comicidad pero sin perder en absoluto su carácter real. Historias que te harán reír desde la primera hasta la última página. Guillermo y Maribel forman un combo que funciona a las mil maravillas.

Fusión de varias viñetas de «Esta farmacia es una cruz» . Ridículas situaciones y pacientes típicos.

¿Que es farmacia?, dices cuando te clavas el cúter y te piden una pastillita azul. ¿Qué es Farmacia?. Y tú me lo preguntas, “Farmacia es una cruz”

«Esta farmacia es una cruz» aunque es una obra eminentemente cómica podemos encontrar en ella «de todo como en botica». Tomando como escenario una farmacia de barrio y como premisa sus vivencias como boticario, Guillermo no solo nos hace reír. También nos acerca al mundo de la farmacia desde dentro con todas sus vicisitudes. De forma crítica, pero siempre en tono burlón, nos habla del mal uso y abuso que se hace de los servicios sanitarios. Así como de la necesaria labor del farmacéutico tanto en la educación como en la información de la población en términos de salud. De una forma sagaz y socarrona interpela a nuestra conciencia social y nos invita a un buen uso de los recursos sanitarios, médicos y farmacéuticos.

Esta farmacia es una cruz
Autores
: Farmaenfurecida, Maribel Carod
Edita: GRIJALBO
Precio: 15.90 € en Amazon -un 5% de descuento para lectores de La Comicteca-
Formato y páginas: Tapa blanda con solapas, 120
Medidas: 166 X 239 mm
ISBN: 9788425358180
Temáticas: Cómic, Humor, Medicina Gráfica
Edad recomendada: Adultos

BOLA EXTRA

Nuestra reseña de «El Club de las batas blancas»

Esta farmacia es una cruz

NUESTRA NOTA - 80%

80%

Muy divertido

Un cómic de Medicina Gráfica con mucha chispa y que nos presenta las escenas más divertidas y estrafalarias posibles entre paciente y farmacéutico. Situaciones que harán que nos tronchemos de la risa aprovechando también para dar información sanitaria y hacernos reflexionar.

User Rating: 4.91 ( 20 votes)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí