Daredevil #12-13 – Reseñas Grapadas

Hablamos de las grapas 12 y 13 de Daredevil, recién editadas por Panini. Dos números donde Chip Zdarsky concluye su primer gran arco de la magnífica serie del diablo guardián

Un recorrido de penitencia

Tras once números españoles correspondientes a otros veinte números americanos, llegamos a la conclusión de la gran trama que presentara Zdarsky en su primer número centrada en la decisión de Daredevil de colgar las mallas debido a una muerte accidental. Un camino que ha ido en un crescendo constante con un tono poco superheroico tradicional acercándose más al noir que tan bien le sienta al personaje y dándole mucha importancia a la psique de Matt Murdock y Wilson Fisk, ambos pasando por horas bajas. Ahora llegamos al clímax final de la trama con prácticamente todos los personajes del micro universo de Daredevil involucrados de una u otra forma. Un final espectacular a la altura de lo que nos han venido contando durante toda la serie.

Inferno, un punto y aparte en la etapa de Zdarsky

Chip Zdarsky pone toda la carne en el asador en este último arco dentro de la gran trama orquestada que se inició en el número previo, “Inferno”. La familia Stromwyn contrata a toda una serie de villanos para destruir la Cocina del Infierno al mismo tiempo que Matt hace las paces consigo mismo. La ciudad se ve asediada e indefensa y los imitadores del diablo guardián no son rival para Bullseye, Rino y compañía. Y en ese momento llega Daredevil, el auténtico. Si algo está caracterizando a la serie desde el principio es la contención y la mesura que, lejos de caer en las escenas de acción constante, sabe medir muy bien los tiempos. Evidentemente hay escenas de acción, pero intercaladas con las tramas políticas y el tratamiento de los personajes que son las piezas sobre las que se sustenta todo.

Pues bien, llegados a este final, toda esa contención se desborda y lo que tenemos aquí es un número final de acción continua donde el guionista quiere acabar por todo lo alto, y lo consigue. Zdarsky ha ido moviendo todos los hilos a su ritmo para unirlos en la batalla final por la Cocina del Infierno. Quizás podría haberse extendido más en este “Inferno” y haberle dado algo más de espacio a Bullseye, uno de los pocos grandes personajes vinculados al diablo que faltaban por aparecer, pero aún así poco se le puede reprochar. Cabe mencionar también la aparición de María Tifoidea, una de las grandes apariciones del número anterior y que esperamos vuelva a aparecer pronto.

Verdad/Atrevimiento o pagar los platos rotos

Una vez nos hemos saciado con dos números repletos de acción, la trama se retrotrae al principio de la serie y retoma la muerte accidental que propició todo lo que hemos visto. Daredevil está decidido a entregarse a la justicia y poner fin a todo, pero Foggy Nelson, como buen abogado que es, tiene un as en la manga para salvar a su amigo. Zdarsky vuelve a dar en la tecla. Sabía que Daredevil en algún momento tendría que rendir cuentas por lo que hizo y ha retomado el asunto en el momento propicio equilibrando la balanza acción/pausa, por decirlo de alguna manera.

Un número donde Nelson juega un papel muy importante volviéndose a mostrar como el gran aliado de Matt y donde el propio Matt es consecuente con sus creencias morales, quizá más que otros de sus compañeros con mallas. Con un Daredevil pasando por un juicio y un Fisk que vuelve a recuperar su estatus social se abre una nueva trama que veremos hacia donde nos lleva, pero con la calidad que lleva manteniendo desde el primer número podemos estar bien tranquilos. Con Zdarsky esta serie está en buenas manos.

Marco Checchetto sigue imparable

Se nos acaban ya los calificativos para elogiar al dibujante principal de esta cabecera. Tras compartir la titularidad con el siempre maravilloso Jorge Fornés, Checchetto se alza como dibujante único en una serie en la que él es una pieza tan importante como Zdarsky. Es el dibujante que ha trabajado más en la serie desde que empezó, siempre a un nivel descomunal y aquí no iba a ser menos destacando sobre todo en el primero de los dos números que mencionamos. Siendo una grapa de acción desenfrenada, Zdarsky le da todo el peso narrativo a su dibujante y éste cumple con creces.

Con su habitual despliegue visual consigue enfocar la acción siempre desde el punto de vista correcto con el nivel de detalle al que nos tiene acostumbrado tirando mucho de distintas composiciones para aumentar el dinamismo y acompañado siempre del color igualmente sobresaliente de Mattia Iacono. Marco Checchetto se consolida, más todavía, como un dibujante perfecto para Daredevil y pareja idónea para acompañar al genial Chip Zdarsky. En cuanto a las portadas, perdemos a Julián Totino Tedesco en la del segundo número en detrimento del propio Marco Checchetto con lo que no se pierde con el cambio.

Sobre la edición de Panini

Panini edita estos números en su formato grapa habitual. Dos grapas de 24 páginas con papel de calidad y los correspondientes Spot On finales de Julián Clemente.

Daredevil 12
Edita:
Panini cómics
Autores: Chip Zdarsky, Marco Checchetto
Número de páginas: 24 pp
Tamaño: 16,8X25,8
Contiene: Daredevil 20
Formato: Grapa
Interior: Color
ISSN: 977000557500100012
Precio: 3,00 €

Daredevil 13
Edita:
Panini cómics
Autores: Chip Zdarsky, Marco Checchetto
Número de páginas: 24 pp
Tamaño: 16,8 X 25,8 cm.
Contiene: Daredevil 21
Formato: Grapa
Interior: Color
ISSN: 977000557500100013
Precio: 3,00 €

Daredevil #12-13

NUESTRA NOTA - 83%

83%

Sobresaliente

Dos números más de la impresionante etapa que están llevando a cabo Chip Zdarsky, Marco Checchetto y compañía donde se marca un punto y aparte en la serie con la acostumbrada calidad global.

User Rating: 4.87 ( 6 votes)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here