GRANDES ESPERANZAS – RESEÑA MANGA

La editorial Norma Cómics suma un nuevo título a su colección de Clásicos Manga. “Grandes Esperanzas” del novelista inglés Charles Dickens. Considerada una de sus obras maestras, la adaptación al manga supone todo un desafío.

GRANDES ESPERANZAS
GRANDES ESPERANZAS

Un escritor autodidacta. Gran crítico social y como reza en su epitafio, “simpatizante del pobre, del miserable y del oprimido”.

Charles Dickens fue un escritor británico, máximo exponente de la literatura de la época victoriana y uno de los grandes de la literatura universal. Nació en Portsmoutht en 1812, condado de Kent, en el seno de una familia de clase media venida a menos. La ruina familiar sobrevino por las deudas de un padre pródigo que acabó finalmente en prisión y que obligó al pequeño Charles, con tan sólo 12 años, a trabajar pegando pegatinas en los botes de betún de la fábrica Warren. Charles recibía un salario mísero por extenuantes jornadas de trabajo en condiciones de deplorable insalubridad. Esta situación, que su madre le obligó a mantener aún cuando la economía familiar había mejorado, marcará toda su vida y su creación.

El dolor y la humillación penetraron de tal forma en su ser durante esos años, que jamás pudo perdonar a su madre. Tuvo, por ello, un arraigado sentimiento de desolación presente en toda su obra. La genialidad de Dickens, por lo tanto, hay que entenderla como algo inseparable de su vida. Sin apenas formación y totalmente autodidacta, Dickens maneja con magnífica destreza el género narrativo. Es extremadamente crítico con la sociedad inglesa de su época aunque poco reivindicativo y extraordinariamente descriptivo abundando y redundando en detallados relatos de escenarios y personajes reales o imaginados cuya fuente de inspiración está siempre en su propia vida y la que le rodea. En toda su obra sobresalen el sentimiento trágico de la vida, el humor y el sentimentalismo. Pero por encima de todo, destacan el sarcasmo y la ironía. Ironía suprema que no va a faltar en la trama de «Grandes Esperanzas».

Grandes esperanzas
Inglaterra, principios del XIX

Grandes Esperanzas. La historia en manga.

Pip es un humilde huérfano y futuro aprendiz de herrero. Vive con su déspota hermana y el bondadoso marido de ésta, Joe Gargery, el herrero de quien aprenderá el oficio y mejor amigo de Pip. La trama se abre con un trascendental acontecimiento que, irónicamente, Pip recuerda avergonzado en muchos momentos de su vida. El encuentro con Magwitch, un preso que se ha fugado de un barco prisión en las proximidades de la fragua de Joe. El singular escenario donde tiene lugar el encuentro, el cementerio del condado de Kent, es bien conocido por Dickens desde su infancia.

La terrible vida de Pip, al cuidado de su maltratadora hermana, dará varios giros inesperados. El primero, cuando la acaudalada, decrépita y extraña anciana, la señorita Havisham, reclama su compañía como entretenimiento. Será su primer encuentro con Estella, hija adoptiva de la anciana y por la que Pip se apasiona. Se abre así ante Pip, un mundo de opulencia y refinamiento al que ansía pertenecer. Un mundo que contrasta fuertemente con el suyo y le hace consciente de su baja posición social, su ignorancia y su tosquedad. El segundo, cuando un anónimo benefactor le da la oportunidad de convertirse en un caballero y materializar sus grandes esperanzas. Entrar en ese refinado mundo y ser digno de Estella con la ayuda de los Pocket. No será esta la última sorpresa que le depara la vida a Pip pero eso es mejor que se descubra con la lectura del manga.

Grandes esperanzas
El cementerio en el condado de Kent

Grandes esperanzas. El manga.

La originalidad del libro de Dickens, «Grandes esperanzas«, radica en alejarse un poco de las características narrativas más representativas del autor. Es una obra con una línea argumental única y bien estructurada. Y que versa sobre el periplo vital del protagonista y su evolución psicológica. Una historia íntegramente narrada en primera persona, que no llama la atención por su sentimentalismo y en la que, la ironía, siempre presente en toda la obra, es mucho más sutil. Si bien por un lado esta inusual estructuración narrativa en Dickens facilita su adaptación al manga. Por otro, la narración en primera persona constituye un obstáculo para quién hace la versión, ya que es un recurso de uso poco común en el manga.

La propuesta de Crystal Chang para esta edición utiliza la narración como recurso principal. Siempre desde la perspectiva de Pip y respetando el libro original. Falla, por ello, al formato habitual del manga pero lo hace en favor de una lectura más ágil y entretenida. Su ritmo narrativo es rápido y mantiene la atención del lector. Tampoco altera demasiado el argumento, salvo por la omisión de algunas escenas y personajes que no afectan a la trama. Algunos diálogos se mantienen incluso exactos. Como única licencia, da un toque personal y abierto al final de la obra. Pero de todos es sabido que dos son los finales que Dickens escribió para este libro. El que él hubiese querido, cerrado y melancólico y el que escoge para, al menos en parte, ajustarse a los convencionalismos victorianos.

El encuentro de Pip y Magwitch

Un retrato fiel de los personajes dickensianos

La ilustración de Nokman Poon sigue los cánones del cómic japonés. Trazos simples en blanco y negro. Dibujos exagerados. Rostros de ojos grandes y muy expresivos. La dibujante, que nos muestra sus bocetos en el libro, hace un buen trabajo retratando los personajes de Dickens. En una novela de formación, como lo es «Grandes Esperanzas» y donde la transición de la niñez a la vida adulta es parte de la historia, en su versión manga, el dibujo es la pieza clave para recrear la evolución que, con el paso de los años y los avatares de la vida, presenta todo el elenco de personajes.

El rostro de Pip se transforma a lo largo del relato. Desde la inocencia infantil y la ilusión de su adolescencia hasta la madurez del Pip adulto y su constante sentimiento de culpa. Incluso Estella, de mirada fría y altiva al inicio adquiere con el tiempo cierta calidez y dulzura. Acierta con el gesto del rostro de Joe. Un gesto siempre protector, de sencillez y ternura infinitas. Dibuja a la señorita Havisham como el esqueleto vestido de novia que uno se imagina cuando lee la novela. Retrata la ciudad de Londres con sus puentes sobre el río Támesis, tal y como lo hace Dickens en el libro original. La artista cuida siempre el detalle intentando ser lo más fiel posible a la obra.

Páginas en color, también en el interior del cómic

Conservar la esencia del libro original.

El conjunto de la narración de Crystal S. Chang y los dibujos de Nokman Poon construye una adaptación al formato manga bastante fidedigna de este difícil y extenso clásico de Dickens. Si bien es imposible trasladar todos los aspectos de la obra original, las autoras hacen un buen intento y consiguen conservar su esencia. Nos perdemos algunas historias paralelas fiel reflejo de la sociedad inglesa de principios de siglo XIX. Aún así, el cómic consigue transportarnos a la Inglaterra preindustrial de viajes en diligencia, comidas en posadas al calor del fuego y grandes esperanzas. Las grandes esperanzas de Pip por triunfar y ser un caballero digno de su amada Estella. Una historia «So Dickens» pero en viñetas.

Norma Comics edita Grandes Esperanzas manteniendo la línea de los Clásicos Manga. El formato elegido es rústico con sobrecubiertas. La portada, una bella ilustración en color, de Pip y Estella, que resume a la perfección la esencia de la historia. El interior es en el clásico blanco y negro y el sentido de lectura, el oriental de derecha a izquierda. Se pueden encontrar además en el libro algunos extras como, notas de la autora y bocetos de los dibujos de Nokman Poon.

GRANDES ESPERANZAS
Autores: Charles Dickens, Chan Crystal S., Stacy King, Nokman
Colección: CÓMIC MANGA
Editorial: Norma
Serie: CLÁSICOS MANGA
Formato: Rústica con sobrecubierta
Tamaño: 14,8 x 21
Páginas: 304 BN + 2 color
ISBN: 978-84-679-3832-6
PVP: 18,00 € en Amazon -Un 5% de descuento para lectores de La Comicteca-

BOLA EXTRA

Nuestra reseña de la adaptación a manga de el libro de la selva

GRANDES ESPERANZAS

NUESTRA NOTA - 75%

75%

Un clásico

Un clásico de la literatura universal trasladado a formato manga. Una más que aceptable versión que, a pesar de la dificultad que entraña su adaptación a viñetas, resulta muy dickensiana para el disfrute de los aficionados del manga sin defraudar a los amantes del escritor inglés.

User Rating: 4.72 ( 17 votes)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí