Harley Quinn: Cristales Rotos – Reseña Cómic

Harley Quinn ha aparecido en varias películas y desde el 2016 se ha convertido por el gran público en uno de los personajes más populares de DC. La editorial se ha dado cuenta del éxito gracias a la fantástica interpretación de Margot Robbie y el carisma que le otorgó a la villana, por lo que no han dejado de sacar novelas gráficas protagonizadas por ella. Hoy hablaremos de Cristales Rotos un cómic que ha obtenido varias nominaciones a los Eisner.

Harley Quinn: Cristales Rotos
Harley Quinn: Cristales Rotos

Harley Quinn: Cristales rotos, un cómic alabado por la crítica

Harleen tiene 15 años y solo lleva una mochila y 5 dólares en el bolsillo cuando la mandan a vivir a Gotham. Desde niña ha demostrado ser una rebelde y una chica de armas tomar que ha tenido que vivir situaciones difíciles. Todo cambia cuando Mama, la drag más famosa de la ciudad, la acoge entre los suyos y se hace amiga de Ivy. Una chica que lucha de manera vehemente por los derechos sociales. Pero su suerte da un giro cuando la familia Kane, los multimillonarios de la zona, desahucian el cabaret y el hogar de Mama y quieren destruir el huerto de Ivy para construir unos edificios. Harley Quinn

Aquí es cuando Harley tendrá que decidir si unirse a su amiga para realizar una campaña que mejore el barrio o apoyar al Joker, un misterioso joven que planea destruir la ciudad. Aunque los premios no siempre son un baremo justo para medir la calidad, sí nos pueden indicar qué es lo que está en boca de todos. Gracias a su guion ágil, su arte cuidado y detallista y su temática con apoyo al colectivo LGTB, el ecologismo, la no discriminación racial, el anticapitalismo y el feminismo, esta obra ha recibido 3 nominaciones en los premios Eisner. En las categorías en las que se encuentra son: Mejor publicación para adolescentes, Mejor escritor y Mejor dibujante/entintador.

Interior de Harley Quinn: Cristales Rotos
Interior de Harley Quinn: Cristales Rotos

Una novela gráfica revolucionaria

Cuando me encontré con que Harley Quinn: Cristales rotos iba a ser un tebeo para el público adolescente, pensé que encontraríamos otro tipo de obra. Jamás imaginé que trataría asuntos sociales de tanta magnitud, ni que tendría a drag queens como protagonistas. Ni que mostraría el machismo en el cine, ni la importancia del medio ambiente, ni que sería un grito contra la homofobia. También encontramos una crítica al capitalismo y a las grandes multinacionales que se aprovechan de quienes tienen menos recursos. Posiblemente a algunos lectores que tengan un pensamiento más conservador y tradicional no les entusiasme esta obra. Y es que supone una crítica feroz a este movimiento económico y toda una proclamación de la libertad sexual.

Al final el mensaje que deja es el de la tolerancia, el respeto y la lucha ciudadana acompañada de cierta rebeldía a las autoridades opresoras mediante las protestas, pero sin incumplir la legalidad.No hay duda de que la juventud es muy consciente de algunos problemas actuales como la contaminación y el cambio climático, el machismo, el racismo y forman parte de la lucha obrera. Hay mayor tolerancia y respeto hacia la homosexualidad, el ecologismo y el veganismo; pero aún queda mucho que hacer. Un tebeo que inspirará a muchos a cambiar las cosas para que mejoren, pero sin sobrepasar ciertos límites que sirven para mantener el orden y no caer en la maldad, ya que hay dos formas de protestar y luchar por la igualdad.

Interior de Harley Quinn: Cristales Rotos
Interior de Harley Quinn: Cristales Rotos

Muy diferente al canon

Mariko Tamaki se toma ciertas licencias respecto a la continuidad y el origen del personaje. Aquí no veremos a la psiquiatra de Arkham que se enamoró de su paciente y terminó adentrándose en el mundo criminal. Manteniendo su personalidad jovial y la diversión que Harley da, la guionista la caracteriza como una adolescente que se muda a la gran ciudad. Allí empezará a vivir con un grupo de «reinas» y transformistas mientras asiste al instituto de Gotham. El Joker mantiene su gusto por el caos pese a que en ninguno de los diálogos lo vemos de esta forma. Recuerda más a otros malvados de la ficción en vez de al villano de Batman, y con unos intereses diferentes. Poison Ivy ni se llamará Pamela ni será la pálida pelirroja que todos conocemos, sino que será una chica de color.

Pese a que Harley Quinn: Cristales rotos está dedicada a un público que no es asiduo comprador de novelas gráficas, los que somos aficionados al noveno arte podemos hallar algunas similitudes y guiños. Pero a lo largo de toda la obra da la sensación de que este cómic hubiera funcionado de la misma forma si lo personajes tuvieran diferentes nombres, ya que no tiene nada que ver con la continuidad. Además, la autora también utiliza algunos símiles con los cuentos tradicionales haciendo uso de Harley como una hilarante narradora. Aún así, no es apta para aquellos que busquen algo apegado al canon, ya que se trata más de un tebeo para animar al público adolescente a que coja la costumbre de la lectura y se animen a adentrarse más en el mundo de los cómics.

Steve Pugh en su mejor momento

Algo que también resulta muy llamativo son las estupendas páginas a cargo de Steve Pugh. Este artista británico, al que hemos visto en Animal Man junto a Jeff Lemire, en Hellblazer con Jamie Delano y en Los Picapiedra con Mark Russell, realiza aquí el más brillante de sus trabajos. Se nota su evolución tras todas sus décadas de profesión, mejorando en los trazos y el dinamismo. Él se encarga de todo el apartado visual, como dibujante, entintador y colorista. Un trabajo monumental con el que consigue rizar la excelencia gráfica en más de un momento.

Su trazo es limpio y natural, rozando el fotorrealismo. Además, la narrativa gráfica resulta impresionante, otorgándole un ritmo a la historia que va de la mano con el guion, siendo muy ameno en todo momento. Además, las tonalidades son negras, azules y grises, con algunos momentos en rojo y amarillo para causar más impacto en aquellos momentos en los que la situación argumental lo requiera. Con este efecto se consigue una ruptura con las páginas anteriores y crear al lector una sensación de dramatismo, dinamismo y conseguir más contundencia.

Sobre la edición

Harley Quinn: Cristales Rotos ha sido publicado en España por Editorial Hidra, ya que a partir de este 2020 obtuvieron los derechos de las líneas infantil y adolescente de DC Comics. Estamos ante un tomo autoconclusivo en rústica de 200 páginas que recopila al completo la historia de Harley Quinn: Breaking Glass. Es de tamaño reducido, midiendo 23x15cm y con un precio muy ajustado a los bolsillos de todo el mundo: 14.95 €. Sin duda se trata de una publicación de gran calidad en lo que a edición respecta y muy cuidada.

Harley Quinn: Cristales Rotos

Harley Quinn: Cristales rotos
Autores:
Mariko Tamaki, Steve Pugh
Colección: Novelas gráficas DC Comics
Formato: Cartoné con sobrecubierta
Tamaño: 15 x 23 Cm
Páginas: 200 Color
ISBN: 978-84-18002-76-2
Precio: 14,95 € en Amazon -un 5% de descuento para lectores de La Comicteca-

Harley Quinn: Cristales Rotos

NUESTRA NOTA - 80%

80%

NOTABLE ALTO

Un buen cómic enfocado al público joven aunque se puede disfrutar con todas las edades. Cuenta con un guion ágil y entretenido, un apartado artístico deslumbrante y un argumento a favor de las libertades. Sin embargo, está tan alejado del canon que es muy difícil reconocer a los personajes.

User Rating: 5 ( 5 votes)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí