Las nuevas aventuras de Ric Hochet – Reseña cómic

Llegan Las Nuevas Aventuras de Ric Hochet, el intrépido periodista que siempre está metido en problemas. De Zidrou y Van Liemt son los encargados de actualizar a este icónico personaje.  Dolmen Editorial publica en tomo dos aventuras de infarto tituladas «¡R.I.P., Ric!» y «Asesinato en un jardín francés».

Las nuevas aventuras de Ric Hochet
Las nuevas aventuras de Ric Hochet

Un periodista sin miedo al peligro

Antes de hablar de Las nuevas aventuras de Ric Hochet un poco de contexto. Cuando las balas se disparan y rebotan, en algunos idiomas a esa acción se le denomina ricochet. Inspirados en esa suerte de rebote, los autores André-Paul Duchâteau y Tibet bautizaron como Ric Hochet a su criatura. Sucedió en la revista Tintín el 30 de marzo de 1955. En el número 13/55 de la edición belga. Hay que apuntar que Le Journal de Tintin disfrutaba de una edición francesa en paralelo, con diferente numeración. Cada año se renumeraba la revista en la edición belga, que explica que fuera el número 13 (de la mala suerte) de 1955. Ric Hochet apareció en cubierta y en cuatro páginas con la historieta titulada Ric Hochet mène le jeu.

Había nacido un periodista al límite. Pese a tratar de crímenes, robos y otras perfidias, Ric Hochet está destinada para un público juvenil. El mismo público que disfruta con las aventuras del pelirrojo aventurero al que Milú acompaña siempre. Del alocado Spaghetti, del indio Umpa-pá o del conductor de Fórmula 1 Michel Vaillant. De tantos otros personajes que asomaron por las páginas del semanario en la década de los 50. Ric Pese a dedicarse al periodismo, Hochet vivió aventuras repletas de misterio y suspense, con toques policíacos y detectivescos. Hasta la resolución final no se conocía al criminal de turno.

Personajes entrañables

Al sagaz periodista Ric Hochet supieron rodearlo de un elenco de personajes entrañables y divertidos. Ric Hochet coopera con la policía judicial, cuya cabeza visible es el comisario Bourdon, buen amigo del periodista. La sobrina del comisario, la encantadora Nadine, es otro puntal de esta historieta. Su relación con Ric Hochet siempre está a punto de traspasar la línea de la simple amistad. El inspector Ledru, acompañante habitual del comisario a la hora de resolver los casos, es otra pieza importante de esta serie.

Su creador gráfico, Tibet, trabajó en el personaje hasta su fallecimiento en 2010. Nos legó 78 álbumes. Siempre fiel a Le Lombard, la casa de Tintin, triunfó con la serie Chick Bill , la serie de humor de vaqueros. En Ric Hochet, el estilo caricaturesco de la otra mutó en un estilo más realista, muy del gusto de la escuela de Marcinelle. Para llevar la carga de trabajo que suponía esta serie, contó con varios ayudantes que trabajaban en los fondos, como Mittei o Brichaud. Ric Hochet apareció en España en las páginas de varias publicaciones Bruguera como Mortadelo Especial y Zipi Zape Especial, entre otras.

Interior de Las nuevas aventuras de Ric Hochet
Interior de Las nuevas aventuras de Ric Hochet

Actualización en curso: Las nuevas aventuras de Ric Hochet

Las nuevas aventuras de Ric Hochet (Les nouvelles enquêtes de Ric Hochet) de Zidrou y Van Lient responden a una tendencia del mercado francés. Debido a las decepcionantes ventas de las nuevas series se pretende recuperar personajes clásicos, que el público demanda con avidez. En el prólogo, Jaume Vaquer nos informa de que grandes personajes de la BD han regresado de sus tumbas. Michel Vaillant, Barbarroja, Bruno Brazil, Bob Morane… Editions du Lombard decidió probar suerte con Ric Hochet creando una colección a la manera de “Spirou visto por”. Es decir, con diferentes equipos creativos para cada número.

El resultado del primer álbum fue tan redondo y tuvo tan buena aceptación que Zidrou y Van Lient se quedaron para los restos. Actualmente hay cuatro álbumes realizados por estos autores, con un quinto a las puertas. Dolmen ha decidido apostar por esta serie, pese a que en España el recopilatorio de integrales de la serie clásica quedó inconcluso. Los dos primeros álbumes de las nuevas aventuras, “¡R.I.P., Ric!” y “Asesinato en un jardín francés” son tan buenos, que no nos queda más que felicitar a la editorial mallorquina por su apuesta ganadora.

Interior de Las nuevas aventuras de Ric Hochet
Interior de Las nuevas aventuras de Ric Hochet

Las nuevas aventuras

Llegar de nuevas a una serie protagonizada por Ric Hochet, sin conocer aventuras pasadas, puede dar cierto vértigo. Una vez concluida la lectura del tomo podemos afirmar que no es necesario un conocimiento previo. Estas historias tienen entidad propia. Eso sí, por todas las notas a pie de página que remiten a aventuras pasadas, si estas se conocen, la satisfacción lectora es mayor. Pero lo dicho, no es necesario. Vamos a disfrutar de unas tramas perfectamente elaboradas, llenas de tensión y sorpresas, con toques clásicos pero rabiosamente actuales en cuanto a forma.

El belga Zidrou se inició como guionista en la revista Spirou en los 90. Es especialista en recuperar personajes clásicos de la BD como Clorofila, Clifton o Jess Long. En esta nueva andadura de Ric Hochet entra de lleno en el género negro menos complaciente, inspirado por el cine polar francés, con un estilo más adulto. El joven dibujante Simon Van Liemt realiza un trabajo minucioso, plagado de detalles y magníficamente ambientado a finales de los 60. Su estilo se asemeja al de esa corriente de dibujantes que hace fácil lo difícil. Me refiero a gente como David Aja, Chris Samnee, Paco Roca y muchos otros. Su narración secuencial es impecable, y su dibujo realmente delicioso. Respecto al estilo de Tibet, Van Liemt concede a sus ilustraciones un toque más adulto e incluso malicioso que el de su predecesor clásico.

Interior de Las nuevas aventuras de Ric Hochet
Interior de Las nuevas aventuras de Ric Hochet

¡R.I.P., Ric!

Esa ambientación de finales de los 60 (se puede situar entre los diez primeros álbumes clásicos si se desea), le va como anillo al dedo a la historia. El argumento del primer álbum, titulado “¡R.I.P., Riv!” cumple varios factores. Introducir al criminal desde el principio, conociendo su identidad y que este nos muestre todo el entorno de Ric Hochet y nos presente a los personajes de la serie. Se trata de El Camaleón, villano clásico. Alguien que odia tremendamente al protagonista y que no se conforma con su muerte. Quiere ir más allá. Lo que sucede con el gato, jamás habría sido posible en las páginas del primer Ric Hochet. Lo mismo sucede con su relación con Nadine que va un paso más allá.

Hochet sigue siendo un personaje positivo y luminoso, cuya suerte innata sigue acompañándole. En cambio, el resto de personajes se asoman menos puros respecto a sus personalidades de antaño. El mismo comisario Bourdon tiene una mancha en su pasado difícil de lavar. Nadine se desmelena en su nueva encarnación. Además, encontramos momentos en la historia que rozan la crueldad, como cuando estalla la tarta . Solo en las dos últimas páginas podemos vislumbrar algo más concordante con lo que es un tebeo juvenil y lo que fue Ric Hochet en su anterior encarnación. El resto de Las nuevas aventuras de Ric Hochet es una apasionante intriga que atrapa desde la primera a la última página sin complaciencia alguna.

Interior de Las nuevas aventuras de Ric Hochet
Interior de Las nuevas aventuras de Ric Hochet

Asesinato en un jardín francés

Lejos de bajar el nivel de calidad, el segundo álbum recopilado en Las nuevas aventuras de Ric Hochet supera todas las expectativas. “¡París La Nuit es más deprimente que un cuadro de Bernard Buffet!” medita Hochet. Una mujer usa como arma el beso mortal para asesinar a sus objetivos en un céntrico parque de París. El periodista deberá acudir a los Jardines de Luxemburgo para informar de la noticia, a la vez que investiga sobre la misma. Un Hochet escayolado por su escaramuza de las primeras páginas, se verá inmerso en una trama que incluirá muchos frentes.

Van Liemt esta extraordinario con una ambientación muy cuidada y con una narrativa prístina. Recrea los escenarios prodigiosamente. Cada una de las escenas es un momento álgido de la historia. Una persecución de autos en la noche parisina que acaba en un puente; la inauguración de una exposición en un museo; el bullicio de los Jardines donde suceden los asesinatos… El guion está al mismo nivel que los dibujos, no dejando ningún detalle al azar. Zidrou usa multitud de referencias a sucesos de la época, plagados de referencias a la cultura popular de los 60 (esa mención a la película Las señoritas de Rochefort es impagable). La aventura no es nada previsible, y al igual que la anterior, atrapa en todo momento. Es como sumergirse en una película clásica de Hitchcock. Perderse en las páginas de Las nuevas aventuras de Ric Hochet es un placer.

Sobre la edición de Las nuevas aventuras de Ric Hochet

Dolmen edita Las nuevas aventuras de Ric Hochet en tapa dura dentro de su Colección Al Límite, cambiando ligeramente el formato respecto a otras series. El papel elegido es impecable, al igual que la calidad de impresión. La traducción y rotulación están muy bien. Incluye las portadas, situadas al final del libro; un interesante prólogo de Jaume Vaquer y un código QR que informa sobre la Colección Al Límite. También una breve sinopsis junto a las portadas del resto de títulos de esta preciada colección.

Las nuevas aventuras de Ric Hochet
Publica
: Dolmen Editorial
Autores: Zidrou, Simon Van Liemt, François Cerminaro 
Páginas: 120 Color
Tamaño: 22X29 cm
ISBN:978-84-18898-16-7
Colección: Al Límite
Precio: 24,90 €

Las Nuevas Aventuras de Ric Hochet

NUESTRA NOTA - 90%

90%

GENIAL

Ric Hochet es una deliciosa actualización de un personaje clásico inolvidable. Zidrou y Van Liemt proponen una puesta al día realizada con osadía y cariño por la serie original. El resultado es una genialidad, tanto de guion como de dibujo.

User Rating: 4.82 ( 6 votes)

Últimas entradas

X-Men ’92 2 – Reseña cómic

Hablamos del tomo X-Men '92 2 - Lilapalooza, volumen...

The Nice House on the Lake – Reseña cómic

Hablamos del volumen The Nice House on the Lake...

Tiburón Blanco – Reseña Cómic

Hablamos de Tiburón blanco, una reflexión sobre el duelo...

99 ejercicios de estilo – Reseña cómic

Hablamos de 99 ejercicios de estilo, un despliegue de...

¡A comprar!

Santi
Santi
Ya ni recuerdo cuando empecé a leer cómics. Lo que sí me han contado es que mis primeras lecturas fueron mortadeleras. Mientras compraba Bruguera, Vértice y los superhéroes aparecieron por el horizonte. Y de oca a oca, de marvel al cómic independiente, de aquí al manga y al europeo, y así seguiríamos. !Pero lo grande de esto es que sigo con todos ellos, no dejo de lado ninguno!

X-Men ’92 2 – Reseña cómic

Hablamos del tomo X-Men '92 2 - Lilapalooza, volumen donde continúan las aventuras de la Patrulla-X en su versión animada de la década de...

The Nice House on the Lake – Reseña cómic

Hablamos del volumen The Nice House on the Lake que recoge la primera temporada de esta premiada serie a cargo de James Tynion IV...

Tiburón Blanco – Reseña Cómic

Hablamos de Tiburón blanco, una reflexión sobre el duelo y la herencia sentimental donde Genie Espinosa brilla a la altura de su gran debut...

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí