¡Oh, Josefina! – Reseña cómic

Vuelve Jason con ¡Oh, Josefina! un recopilatorio recién editado por Astiberri con cuatro historias independientes que van desde el romance imposible entre Josephine Barker con Napoleón Bonaparte, una peculiar a biografía de Leonard Cohen, las vivencias del autor haciendo senderismo o un experimento formal que gira sobre unos diamantes.
Puro Jason

¡Oh, Josefina!
¡Oh, Josefina!

¡Oh, Josefina! la punta de lanza del singular universo de Jason.

Oh Josephine es un tebeo paradójico, porque es a la vez un excelente punto de entrada para nuevos lectores a la obra del noruego Jason como también es una muestra de su evolución como autor. Con lo cual, si ya eres aficionado a su obra, además de encontrar todos sus tropos habituales, puedes observar cómo sigue tomando riesgos estructurales y narrativos en su trabajo. Estamos ante un volumen sincero en sus intenciones que ofrece una cosmovisión completa del personal universo del historietista a través de cuatro perlas que conforman un fresco único. Y es que no debemos pasar por alto el hecho de que el noruego tiene a sus espaldas una dilatada carrera a la que dio inicio un premio Harvey como autor revelación en el año 2002. Pero ¿Qué encontraremos exactamente en este volumen?

Cuatro caras del mismo espejo.

¡Oh, Josefina! se vertebra como una recopilación de cuatro historias cortas. El volumen comienza con El camino de Wicklow, una historia autobiográfica que nos remite directamente a Un noruego en el camino de Santiago. Obra anterior de Jason. Un trabajo que retrataba su periplo por la ruta Jacobea y cuya temática es idéntica, las tribulaciones del autor haciendo senderismo. En este caso Jason nos narra su recorrido del camino de Wicklow que discurre, con una distancia de 131 kilómetros, entre Dublín y Clonegal a través de las montañas irlandesas. Como en el anterior tebeo el paisaje y los monumentos son lo menos importante. De esta especie de diario de ruta cobrando más importancia las impresiones del autor, sus divagaciones mientras camina, su manía por tararear canciones de Springsteen o como convertir en una costumbre un hecho tan trivial como el avituallamiento al pedir siempre en cada parada exactamente lo mismo: una guinness y un sándwich de ensalada de pollo.

La siguiente historia es L. Cohen: una vida. Historia corta donde Jason se divierte mezclando hechos reales, hechos plausibles y hechos claramente falsos en una biografía de Leonard Cohen que navega  entre la admiración y la ensoñación. Esta segunda historia además de ser un divertido juego con el lector, anima a este a desentrañar  cuales de los datos expuestos son reales o no. O simplemente a dejarse  llevar con la propuesta y disfrutar de un Leonard Cohen capaz de ganar al ajedrez a Fidel Castro en La Habana, ser alumno de Lorca o sustituir a Bono al frente de U2. Tras leerla por primera vez la gran mayoría de lectores acabarán inmersos en una búsqueda de Google para desentrañar la divergencia entre realidad o ficción desplegado con maestría por Jason. Una vez más Jason retuerce los fundamentos de la narrativa gráfica llegando un paso más allá, aunque sea de manera pretendidamente exógena.

Variedad y genio en formato reducido

Con Los Diamantes asistimos al experimento más arriesgado del tebeo. Una original historia donde el noruego nos cuenta una historia en diferentes niveles. Unos detectives observan a una pareja mientras ven la tele. A partir de este hecho, Jason nos muestra la vida de la pareja, de uno de los detectives e incluso la serie que están viendo en un ejercicio narrativo del que sale bastaste bien airoso. Una historia que aprovecha el formato y las posibilidades narrativas únicas del noveno arte con auténtico genio.

La última historia es la que da nombre al tomo Oh Josephine. Una narracion breve donde Jason narra la improbable relación entre Napoleón Bonaparte, más conocido como Bo, y Josephine, en este caso Josephine Baker. La genial bailarina de color y no la Josephine histórica. Jugando con los anacronismos y con su particular humor y  punto de vista, Jason nos muestra la intensa y dolorosa relación entre ambos personajes históricos. El hecho que no hayan sido contemporáneos entre sí no debe dejar que te estropee la historia. El historietista una bascula el tono de la historia entre el amor y el odio. Y con la que consigue cambiar de género de una página a otra con una solvencia y naturalidad pasmosa. Jason pasa del tebeo romántico, –a su propio modo, eso sí– a la serie negra a lo Halcón Maltés o las películas de robos todo narrado desde el prisma único del autor noruego.

Jason, un autor que conforma su propio genero.


En el aspecto gráfico Jason sigue siendo fiel a su estilo seco, dotado de un sentido del humor cortante. Y con esa eterna tendencia suya a la melancolía exacerbada. Algo que el historietista deja reflejado en su clásica utilización de la misma composición de página de 4 viñetas. Una estructura, que, en Oh Josefina es alterada en muy pocas ocasiones. También tiene afán continuista su afición por el uso de animales antropomorfos en todas las historias. Y en este caso, también, una vuelta al blanco y negro que solo abandona con el uso del bitono en la historia dedicada a Leonard Cohen y en Los Diamantes.

La edición de Astiberri de ¡Oh, Josefina! se presenta sin extras, editada en un volumen en rústica con solapas. Un formato muy adecuado a su composición de página. En el interior papel de máxima calidad y reproducción en blanco y negro y bitono.y en

¡Oh, Josefina!

¡Oh, Josefina!
Edita:
Astiberri
Autor: Jason
Páginas: 176 páginas. Blanco y negro y bitono
Formato: Rústica con solapas.
Tamaño: 16.0 x 21.5 cm
ISBN: 978-84-17575-92-2
Precio: 18,00 €

¡Oh, Josefina!

NUESTRA NOTA - 79%

79%

Brillante

Un recopilatorio de cuatro historias independientes que van desde el romance imposible entre Josephine Barker con Napoleón Bonaparte a uns peculiar a biografía de Leonard Cohen o las vivencias del autor haciendo senderismo. Puro Jason

User Rating: 4.94 ( 6 votes)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí