Si te pudiera decir «gracias» – Reseña cómic

Si te pudiera decir «gracias». Un manga autobiográfico en el que Yukari Takinami comparte sus sentimientos y narra, con exquisita sencillez y honestidad, los que fueron los últimos momentos con su madre, diagnosticada de un cáncer en estadio terminal.

Si te pudiera decir gracias

Portada de Si te pudiera decir «gracias»

Este cómic, sin duda, es para mi.

Para no faltar a la verdad, he de reconocer que es el primer trabajo que leo de Yukari Takinami. Ni siquiera había oído hablar de la autora antes de conocer esta obra.  Pero, cuando la editorial Ponent Mon añadió a su catálago el título “Si te pudiera decir gracias” y leí la sinopsis de la contraportada, me dije: “Este cómic, sin duda, tiene que ser para mí”. Su lectura hizo que me interesara por la biografía de la autora y sus trabajos previos. De hecho, he leído a posteriori, alguna otra obra suya como la premiada «Rhinshi!! Ekoda-Chan». Obra serializada en la revista de manga Seinen «Afternoon», publicada por Kōdansha y que no me ha dejado indiferente.

Takinami es artista de manga y escritora de ensayos. Nació en Kushiro y reside en Sapporo, ambas en la isla de Hokkaido. Cursó estudios de Fotografía en la Facultad de Arte de la Universidad de Nihon y es dibujante de cómics desde la infancia. Debutó como mangaka con “Rhinsi!! Ekoda-Chan”, galardonada con el “Afternoon Shikicho Award” en el año 2004, jornadas de invierno. Premio patrocinado por la revista Kōdansha y que se otorga a los mangas 4-koma ( Yonkoma o 4コマ漫画 ). Historietas de 4 viñetas iguales en vertical y casi siempre en 2 columnas. Un manga tan original y extraño como divertido y descarado. Una sátira social muy distinta a la obra que es objeto hoy de mi reseña, salvo porque también tiene notas autobiográficas. Colabora también en radio y ha escrito varios ensayos. Chieko, su madre, no es la primera vez que forma parte de sus historias.

Primeras páginas en color, también en el interior del cómic

«Si te pudiera decir gracias». Mamá tiene cáncer de páncreas.

Primavera del 2016. Yukari cree ver a su madre en un centro comercial, hasta que se fija con atención. No, nadie se parece a ella. Pero, ¿cómo puede ser posible?. No, no puede ser, su madre está muerta. Es algo frecuente, la memoria tiene estos fallos, pasa por una fase de aturdimiento en el que no se acaba de creer que el ser querido ya no está. Así es cómo da comienzo esta historia. Takinami rememora cómo era su madre, Chieko. Una mujer de “rompe y rasga”. Hermosa, elegante y extraordinariamente vital. Madre de tres hijos a los que educó bajo una estricta y rigurosa disciplina.  De gran personalidad y con principios. Yukari choca con el fuerte carácter de su madre y discuten con frecuencia. Pero también la ama y se siente muy orgullosa de ella.

Primavera del 2014. Para narrar la historia, Takinami, se retrotrae a modo de flashback al día en el que Nao, su hermana, le llama para decirle que su madre está enferma, le han diagnosticado un cáncer de páncreas en estadio avanzado. A través de los recuerdos, nos cuenta cómo la familia afronta ese desgraciado revés de la vida que es el cáncer. Con aciertos y con errores, pero siempre con entereza. Y si pueden, con humor. Nao, como hija y enfermera, será su abnegada cuidadora. Yukari, la narradora, nos hace partícipes de sus pensamientos, de sus sentimientos encontrados y de su constantes intentos por ayudar a su hermana y por resolver la complicada relación que mantiene con su madre y que le pesa como una losa de piedra. Lucha por destruir el muro de silencio que hay entre ellas y expresarle abiertamente lo que siente y, sobre todo, su gratitud.


Interior de Si te pudiera decir «gracias»

Una historia real y muy bien narrada

La narración de Si te pudiera decir «gracias» es sencilla y es en esa sencillez donde radica su belleza. Los recuerdos fluyen con naturalidad y la autora comparte con nosotros tanto su experiencia con el cáncer de su madre como los sentimientos que por ello alberga. Sentimientos que aborda con absoluta honestidad y sin omitir aquellos que, por ser mixtos o incluso de rechazo a la situación en la que se ve inmersa, pudiera querer ocultar para ofrecernos la imagen más benévola de sí misma.  El ritmo narrativo es rápido, con diálogos inteligentes y sin faltar las notas de humor de tanto en tanto. En forma de apóstrofes. Recordando acontecimientos cómicos del pasado. O con apuntes en letra pequeña en una esquina o por fuera de la viñeta a modo de guiños constantes a los miembros de su familia.

Organización familiar

Si te pudiera decir «gracias»Unas ilustraciones muy emotivas

En el apartado gráfico, Takinami, es fiel al estilo japonés con un dibujo infantil y exagerado, cercano a la caricatura. Trazos muy simples. En el habitual blanco y negro salvo por las dos primeras páginas a color. Rostros con escasas líneas y puntos, muy expresivos pero muchas veces inacabados. Sin nariz o sin boca. Algunos de ellos adorables, muy kawai. Con una única excepción, el rostro de su madre. Los retratos de Chieko son siempre muy detallados llegando a ser extraordinariamente realistas. Como si la dibujante quisiera remarcar quien es la protagonista de la historia y dejar a los demás en un segundo plano.

Un homenaje y una muestra del amor y el respeto que siente por su madre. Combina las duras imágenes que revelan el deterioro físico de su madre enferma con divertidas ilustraciones a modo de explicación simplona de la enfermedad y su tratamiento, o con hilarantes escenas familiares. Encuentra la perfecta armonía en las emociones que nos provoca.  Trasmite lo que siente, por duro que sea, pero sin dejar que lleguemos a que nos embarguen la tristeza o la pena.

Si te pudiera decir gracias
Organización familiar

La importancia de compartir, del latín compartīri….. “partir, dividir con”.

Si te pudiera decir «gracias» es una obra de claro corte realista y autobiográfico. Aborda el día a día de una familia con un enfermo de cáncer en fase terminal. Una obra que además podemos encuadrar por su temática y, en especial por cómo la encara, dentro del marco de la Medicina Gráfica. Como profesional de la salud y familiar de enfermo con cáncer, la considero una excelente herramienta de divulgación sanitaria. La artista no sólo retrata como la enfermedad y su tratamiento desgastan físicamente a su madre sino que enfatiza en los cambios psicológicos que experimenta, como estos influyen en sus relaciones con los demás y el diferente trato que les dispensa. No se le escapa tampoco que el cáncer no sólo afecta a la persona enferma sino que afecta a toda la unidad familiar. Y esto último es lo que me parece más interesante de la obra.

Todos entendemos lo que significa padecer un cáncer avanzado y rápidamente empatizamos con el enfermo. Pero algo que con frecuencia pasa desapercibido es el devastador impacto emocional que tiene sobre los seres queridos. Takinami, al hablarnos de sus sentimientos sin tapujos, da visibilidad al entorno familiar. Y es que todo lo que conlleva el diagnóstico de cáncer terminal es difícil y complejo. Sin duda supone un gran sufrimiento para quien lo padece. Pero la familia, pieza clave en su cuidado, también sufre. Familia que no pocas veces se ve desestructurada para poder organizar el cuidado del familiar enfermo. Compartiendo con honestidad sus vivencias, Yukari Takinami puede ayudar a que todos aquellos que se encuentran en este trance se vean reflejados y no se sientan tan solos.

Ponent Mon edita Si te pudiera decir «gracias», originalmente serializado, como tomo único con una bonita portada en color de la narradora y su madre.

Ficha técnica

Si te pudiera decir «gracias»

Si te pudiera decir «gracias»
Autor:
Yukari Takinami
Edita: Ponent Mon
Traducción: Víctor Illera Kanaya
Páginas: 184
Medidas: 148×209 milímetros
Encuadernación: Rústica con solapas. Cosido.
Idioma: Castellano
Precio: 18,00€ IVA incluido
ISBN: 978-84-17318-71-0

Si te pudiera decir gracias

NUESTRA NOTA - 85%

85%

Imprescindible

Convivir con un enfermo de cáncer terminal. Un viaje difícil a través del sufrimiento, del sentimiento de culpa, del desánimo, del agotamiento físico y psicológico pero afrontándolo siempre con dedicación, entereza y si se puede con humor. Un viaje dentro de una estética vital muy japonesa, entendiendo la muerte como parte de la vida.

User Rating: 4.83 ( 20 votes)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí