RESEÑA CÓMIC – Los Vengadores – Actos de venganza

Actos de Venganza supuso el primer gran crossover de la década de los noventa y la entrada del legendario John Byrne en Los Vengadores. Una etapa legendaria para los héroes más poderosos de la tierra.

Desde 2010 son casi una cincuentena los crossovers, publicados por Marvel. Hoy en día el aficionado ha asumido que el mes a mes de sus colecciones preferidas pasa, quieran o no, por estos cruces de manera ineludible. Pero hubo un tiempo en que un macroevento significaba algo. En el que el anuncio de uno de estos acontecimientos revolucionaba la industria, y a los aficionados. En el que un crossover era sinónimo de espectáculo y de calidad. Y es que en la década de los ochenta apenas hubo una decena de estos. Algo que denotaba su carácter excepcional. De esta época dorada han quedado para el recuerdo las Secret Wars o Inferno, entre otras. Pero los años noventa también traerían historias que trascenderían para la posteridad. Y el primero de estos grandes cruces vino en 1990 con Actos de Venganza. Una línea argumental que implicaba a todo el universo Marvel.

¿Que pasaría si algunos de los mayores villanos del universo Marvel se aliasen? ¿Y si intercambiasen sus objetivos habituales para derrotar de una vez por todas a los héroes? Pensando en esto, Loki reúne a Cráneo Rojo, Doctor Muerte, Magneto, Kingping, el Mandarin y el Mago. Para ayudar a esta endeble alianza provoca una fuga masiva en la macroprision La Boveda. Loki, quien ayudo a la formación de Los Vengadores, pretende ser quien los venza definitivamente, y de paso, al resto de héroes del planeta. Pero la plana mayor de superheroes no se dejaran tumbar con facilidad. Y poco a poco irán ganando terreno ¿Conseguirán frustrar al dios de las mentiras? ¿Sucumbirán ante unos villanos mas motivados que nunca? Comienzan los Actos de Venganza.

Poker de Ases de villanos.

Una crossover global adelantado a su tiempo en forma.

Bajo esta premisa se vertebraba el primer gran crossover de los años noventa. Un evento que nació bajo la batuta de John Byrne y que funcionó más por acumulación que por mantener un nivel constante. Y es que, aunque la idea inicial era bastante atractiva, y hasta aquel momento no se había visto nada similar, el desarrollo fue irregular. Quizás un exceso de ambición llevó a que las ramificaciones de estos Actos de venganza se extendieran por decenas de números. Si bien las series principales –Vengadores, Vengadores Spotlight y Vengadores Costa Oeste– tuvieron una cierta cohesión, no sucedió lo mismo con las ramificaciones que escapaban a este núcleo central. Ya que fueron MUCHAS en mayúscula– las colecciones implicadas.

Porque cuando decimos que TODO el universo Marvel estuvo implicado, no estamos exagerando. Desde las colecciones de los mutantes, hasta el Doctor Extraño, Lobezno o Spiderman, Thor o los Power Pack. Todos tuvieron su momento de gloria en esta macrosaga. ¿Pero era necesario? Visto con perspectiva, no. La calidad de las colecciones principales ya era suficiente aliciente para que se desarrollara una trama que no daba para más. Lo que podía haberse resuelto en forma de cameos o apariciones estelares en las colecciones centrales, se convirtió en un galimatías. Algo que era imposible de seguir para un lector –principalmente adolescente o niño- al que se exigía un esfuerzo enorme para poder saberlo todo de los Actos de Venganza. ¿Esto lo convirtió en una mala saga? No, ni mucho menos. El balance general no genera números rojos, y ofrece algunos momentos gloriosos.

Spiderman en los Actos de Venganza

Un cruce innovador e inabarcable.

Siempre es estimulante ver como los superheroes salen e su zona de confort enfrentándose a enemigos que nunca antes habían encarado. Esto deja escenas tan curiosas como un Castigador enfrentándose al Dr. Muerte, los Vengadores a una renacida hermandad de mutantes diabólicos; o al Hombre Absorbente contra Quasar. Porque esta saga es rabiosamente divertida y se lee con mucha facilidad. Y guarda un par de giros de guion que el lector no anticipa de ninguna de las maneras.

Además de algunas escenas que han pasado a los anales de la historieta, como el enfrentamiento entre Magneto y Cráneo Rojo. Tiene muchos, muchísimos, puntos positivos. Y auparon, momentáneamente, una colección, LosVengadores, que había perdido estrepitosamente ventas en los últimos años. Algo que tras la salida de Byrne volvería a suceder. Pero que encuentra en Los Vengadores: Actos de venganza, un revulsivo. En gran parte debido a su magnifico apartado artístico.

Iconica imagen de Byrne para Actos de Venganza

Actos de Venganza, reivindicando una saga unica en el universo Vengadores,

La gran mayoría de números recogidos en el Omnibus de planeta corresponden a las series de Los Vengadores. La serie principal venia de una larguísima temporada donde John Buscema había dejado una impronta imborrable en el dibujo. Y Paul Ryan, supo continuar ese legado de sabor clásico de manera casi mimetica. John Byrnea veces en piloto automático– también mantuvo un nivel artístico notable. Tanto a los guiones como en dibujo. Este tomo sintetiza el legado de décadas anteriores en la colección. Es la manifestación de una forma de hacer tebeos que agonizaba. Y que en sagas como esta daban unos últimos y brillantes estertores. Una saga bisagra entre ese clasicismo genial y la nueva ola que llamaba a la puerta de la industria. Un festín visual de la primera a la ultima pagina del tomo.

En conclusión, estamos ante uno de los primeros –si no el primero– de los grandes crossovers de los años noventa. Una saga con una premisa bastante innovadora, pero que se acaba diluyendo por el camino. Ofrece algunos momentos que han quedado para el recuerdo del aficionado, pero no es, ni mucho menos, una saga sobresaliente. Ofrece un nivel artístico que raya a gran nivel durante todos los números, algo complicado en cruces tan extensos. Se lee con agrado y se nota el enorme oficio de un notable John Byrne que coordinó toda la saga. Pero su poca continuidad es algo que le perjudico a la larga. Prácticamente ninguna de las acciones que suceden en Actos de Venganza tienen repercusión permanente mas adelante. Y eso resta, y mucho, al resultado final.

Algunos héroes de Actos de Venganza

Irregular, pero trascendente saga.

Esto es algo que en las primeras Secret Wars1984-no sucedía, ni en la saga Inferno-1989-. Y algo que en otros macroeventos posteriores como El Guantelete del Infinitoun año posterior– tampoco tenia lugar. Las consecuencias de estos crossovers resonaron en varias colecciones durante años. Pese a todo, un evento rescatable para nostálgicos de los héroes mas poderosos de la tierra y lectores de la vieja escuela. Para completistas de los Vengadores y para devotos de Byrne. Uno de los últimos coletazos del Marvel clásico, previo a la explosión de nuevos talentos que comenzaba, y que conquistaría la editorial en los siguiente años.

Porque no faltaba más de dos años para la explosión de la llamada «generación image». Algo que cambiaría para siempre la manera de elaborar y entender el noveno arte. Y que convertiría en comic en un producto de consumo de masas, más que en un objeto destinado al ocio. Actos de Venganza es una muestra de un modo de hacer cómics ya desaparecida y llena de oficio. Una época –no diremos si mejor o peor– donde el guion premiaba por encima de la imagen. Una saga reivindicable, que se lee y se disfruta enormemente y que no deja la sensación de haber leído humo. Algo que a día de hoy, y por desgracia, cada día pasa con más frecuencia. En nuestra opinión, recomendable al 100%.

Sobre la edición de Panini

Panini Comics, como siempre, recopila esta saga en un tomo «Omnibus» de tapa dura sin sobrecubierta. El tomo contiene The Avengers 301-318, Annual 18 y 19, Avengers Spotlight 26 y 27, Avengers West Coast 53-55, Quasar 5-7 y material de What The..?! 6 USA. Abre el mismo in interesante articulo de Julian M. Clemente y lo cierra otro de Peter Sanderson. Se incluyen también originales de las portadas de los recopilatorios de la saga, una de John Byrne y otra de Alan Davis. Se echa de menos algún que otro extra adicional, algo que por lo general, y en grandes cantidades, suele adjuntar la editorial. Pero este compendio, que pretende ser el primero de muchos que recojan esta etapa de los Vengadores, ya es un logro en si mismo. Nosotros ya estamos esperando un omnibus que recoja todos los números de esta saga que han quedado en el tintero. ¡Excelsior!

Portada de Actos de Venganza

Marvel Héroes. Los Vengadores
Actos de Venganza

COLECCIONABLE MARVEL HÉROES V1 94
Autores
Howard Mackie, John Byrne, Mark Gruenwald, Paul Ryan
Número de páginas
672 pp
Tamaño
17X26
Contiene
The Avengers 301-318, Annual 18 y 19, Avengers Spotlight 26 y 27, Avengers West Coast 53-55, Quasar 5-7 y material de What The–?! 6 USA
Formato Tomo en tapa dura
Precio 46,95 € en Amazon -Un 5% de descuento para lectores de La Comicteca-
Interior Color

Los Vengadores, actos de Venganza.

NUESTRA NOTA - 75%

75%

Excelsior

Actos de Venganza supuso el primer gran crossover de la década de los noventa y la entrada del legendario John Byrne en Los Vengadores. Una etapa legendaria para los héroes mas poderosos de la tierra. Coletazo del estilo clasico de la casa de las ideas en un cruce ambicioso como pocos. Recuperable y reivindicable.

User Rating: 3.88 ( 20 votes)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí