Brian The Brain Integral – Reseña Cómic

El historietista Miguel Ángel Martín urga en nuestros cerebros con Brian The Brain con la pericia de un neurocirujano. Una serie de culto que sabe que teclas tocar en el lector para provocarle todo tipo de reacciones excepto la indiferencia.

Brian The Brain Integral
Brian The Brain Integral

Miguel Ángel Martín, cuando lo negativo se vuelve positivo.

Hay autores y obras capaces de provocar en el lector una cascada de reacciones. Estas no tienen que ser necesariamente alegres ni positivas, ya que pueden engullirte, vomitarte y dejarte finalmente con una mala sensación. Pero ahí está el tema en cuestión, hacer eso no es algo precisamente sencillo. Y en eso radica también lo que podríamos denominar «el encanto» de Miguel Ángel Martín. Jugar con los sentimientos del lector mostrando todo, absolutamente todo, lo que él quiere. Sin ningún tipo de tapujo ni censura. Brian the brain.

He dicho «mala sensación«, pero habría que recordar que eso no es ni mucho menos negativo en cuanto a una valoración del resultado final. Más bien al contrario. Y es que el mundo de Brian The Brain es hipnótico, atrayente y Martín consigue lo que posiblemente querría mostrar. Y es que cada página encierra una maestría única a la hora de que las emociones vayan fluyendo constantemente. Algo al alcance de muy pocos autores y que el artista leonés maneja con una destreza impresionante.

Primera aparición -canónica- de Brian
Primera aparición -canónica- de Brian

Un niño de cerebro hipertrofiado que nos lleva de la mano a un mundo hiperbólico y crudo por partes iguales.

No es fácil adentrarse en el complejo mundo de Brian the Brain. O al menos no demasiado si se es un lector acostumbrado a un determinado género. La presentación del protagonista como un niño con poderes telepáticos y telequinéticos podría llevar al error de encontrarnos con una especie de Charles Xavier –líder en sus comienzos de los X-Men– en su niñez. Nada más lejos la verdad. Aquí el uso de dichas energías no es un elemento recurrente, ni siquiera heróico. Es más bien una lacra que sufre Brian constantemente en su vida cotidiana y que le impide alcanzar una normalidad relativa.

La palabra actual «Bullying» hace acto de presencia, obviamente, pero tampoco de una manera constante y que haga que Brian quiera tomarse la justicia por su mano gracias a esos elementos comentados más arriba. Ni tan siquiera es un acoso extremo y vejatorio en la medida que estamos acostumbrados, o eso parece en la lectura. Sí, está presente, pero el guionista no hace un uso de ello que acabe siendo el eje central de la historia. Y es que el personaje se toma la vida de una manera que hasta deja al lector con un interrogante en la cabeza en más de una ocasión. Esa especie de aceptación constante de su circunstancia, de su vida, de las innumerables puertas que se le van cerrando a esa mínima felicidad o bienestar que cualquier persona ansía.

Brian the Brain visto por su creador, Miguel Ángel Martín
Brian the Brain visto por su creador, Miguel Ángel Martín

Un dibujo sobrio para una lectura veloz.

Realizamos esta reseña sobre el integral editado por Reino de Cordelia. Un tomo que recopila todo el material del personaje editado entre 1990 y 2011. Más de dos décadas recogidas en un solo volumen. Hablamos, pues de la obra completa que el autor ha ido publicando en diferentes etapas en el tiempo. Sin duda alguna la mejor oportunidad que encontrareis para enfrascaros en el mundo de Brian the Brain. Con su principio y fin pudiendo seguir todo el arco del personaje sin perderos un solo detalle. Algo de agradecer en un personaje que ha ido editándose de manera tan fragmentada a lo largo de los años. Como anécdota personal decir que si bien tardé un tiempo en empezar el susodicho tomo, fue comenzar una tarde y en prácticamente un día terminar sus 448 páginas. Buena muestra del enganche a la historia y de la buena labor de su autor.

Los que conozcais otras obras de Miguel Angel Martin –Psychopathia Sexualis o Snuff 2000 por poner un ejemplo– ya estaréis familiarizados con su peculiar grafismo. Un dibujo limpio y sinuoso que puede parecer simple, no exento de detalles cuando estos son requeridos por la trama. Pero nunca sobrecargando información no necesaria la viñeta. Esto es algo que ves de inmediato nada más comenzar la lectura. Todo lo que Martín quiere explicar lo hace de manera efectiva y visual, sin recurrir en ningún momento a recursos superfluos. Así como una rotulación muy particular. Un estilo que igual choca por la costumbre de una lectura más convencional, pero que nuevamente me atrevería a decir que casa perfectamente con la trama de Brian y su vida. Todos estos detalles sumados le dan a la obra una patina de cómic de autor unica.

Brian the Brain, tristeza y pesar por partes iguales.

Miguel Ángel Martín debió de tener bien claro hacia donde debía ir dirigida su obra. Conocemos a Brian desde su niñez, pubertad y algo más. Siempre con ese halo de negatividad y una aureola de abatimiento constante. Nuestro protagonista no estará exento de una figura materna, de amigos, de gente que le rodee que pueda apoyarle o relacionarse con él. Pero constantemente el creador de la historia remueve el cuchillo en la herida para dejar patente que Brian no va a tener una vida normal. Podrá tener instantes, muy cortos, donde el lector atisbe quizás un momento de esperanza de que algo pueda cambiar. Pero no es el precisamente el logro final que vas intuyendo conforme vas avanzando. Martín quiere provocar malestar, desasosiego, desazón, y lo consigue, bien que lo consigue. Brian the Brain no es una obra fácil de leer.

No porque sea difícil de comprender o se utilicen elementos que dificulten su lectura sino por el hecho de encontrarte algo fuera de lo común. Algo diferente a lo que se lee habitualmente. Salvado ese obstáculo y acabada su lectura estarás en la posición que el guionista buscaba. Dejarte simple y llanamente aturdido. Intentando superar esos momentos donde se reflejan trastornos tanto mentales como físicos con tono cuasi enfermizo. Hay cómics que requieren una sola lectura. Trabajos cuyo repaso no aporta nada en absoluto. Este no es el caso de Brian the Brain. Esta obra te «obliga» a más, muchas más relecturas para sacar esos detalles que te perdiste la primera vez. Mi aplauso a Miguel Ángel Martín por jugar con nuestros cerebros y provocar reacciones y sentimientos a partes iguales. Todo eso a través de los ojos de un niño. A través de los ojos de Brian.

Brian, ya adulto, en su ultima y mas reciente etapa
Brian, ya adulto, en su ultima y mas reciente etapa

Sobre la edición de Reino de Cordelia

Reino de Cordelia edita este imprescindible integral de Brian the brain en un tomo a tapa dura sin sobrecubierta. Papel de máxima calidad y lomo encolado de tela. Como único extra se incluye un interesante prólogo de Manuel Vilas. Quizas este sea el unico punto flojo de una edición, por otro lado, intachable.

Brian The Brain Integral
Colección: Los tebeos de Cordelia
Autor: Miguel Ángel Martín
Páginas: 448
Formato: 17 x 22 Tapa dura con sobrecubierta
ISBN13 978-84-16968-71-8
Prólogo: Manuel Vilas
Precio: 26,95€

Brian The Brain Integral

NUESTRA NOTA - 90%

90%

Rebuscando en tu cerebro.

Miguel Ángel Martín rebusca en tu cerebro para saber qué tecla tocar y como provocar mil y una reacciones. ¿Recomendable? Sin lugar a dudas. Pero sabiendo que no estamos ante algo mil y una veces visto, lo cual puede descolocar a más de un lector.

User Rating: 5 ( 8 votes)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí