¡Capturad un Marsupilami! – Reseña cómic

Dona!

Hablamos de ¡Capturad un Marsupilami!, un volumen que recoge historias del mítico personaje editadas entre la década de los cincuenta y la de los ochenta. Una celebración de lujo para los 70 años del habitante más célebre de la selva de Palombia.

¡Capturad un Marsupilami!
¡Capturad un Marsupilami!

Una hibernación –relativa– de tres décadas

Antes de hablar de este ¡Capturad un Marsupilami!, pongamos la obra en su contexto. En nuestra reciente reseña de La cola del Marsupilami remarcábamos tres momentos claves sobre el personaje. El primero de ellos fue el nacimiento del personaje en el año 1952. El segundo su salida de Dupuis en 1958 y el tercero su –exitoso– debut en solitario en el año 1987. Sin embargo, entre esta salida de André Franquín de la editorial y este debut hay un espacio de tres décadas en el que el personaje no estuvo precisamente quieto.

Y es que aunque fuera en forma de historieta corta –o en algunos casos de gags de una sola imagen– el Marsupilami tuvo presencia de una manera tan esporádica como continúa. Chispazos de genio de la mano de su creador que permiten ver tanto la evolución del estilo de Franquin como del propio medio, usando como vehículo a su creación más popular. Algo que le mantuvo relativamente activo durante esta etapa. Todas estas historias cortas, publicadas entre 1955 y 1981, ven al fin la luz en nuestro país gracias a la labor de Editorial Base.

Interior de ¡Capturad un Marsupilami!
Imagen interior de ¡Capturad un Marsupilami!

El hijo predilecto

Abre el álbum la historia corta El Marsupilami va a la ciudad, datada en 1955 y que en tan solo 4 páginas demuestra un manejo del gag inmejorable. Estamos ante un Andre Franquin en pleno uso de su manejo magistral de la narrativa y el slapstick que todavía no había alcanzado su culmen gráfico. Algo que comparten las siguientes cuatro historias, todas escritas y dibujadas a lo largo de los años cincuenta. Relatos cortos muy deudores –aun– del estilo Dupuis y pro los que se dejan ver secundarios de auténtico lujo como Spirou y Fantasio, el Conde de Champignag, el Pequeño Nöel. Todos ellos rabiosamente divertidos, entrañables y con ese sello frenético incomparable del autor.

El siguiente bloque del álbum nos sitúa entre los años sesenta y ochenta. Aquí el músculo gráfico del autor está plenamente desarrollado y nos ofrece una serie de historias que no solo arriesgan en lo modal sino también en lo formal. Como la recordada «Huuu ¡ba!«, cuya imagen tenéis abajo y que combina de un modo maravilloso a Tarzan con el Marsupilami. Hay un salto -a mejor- en calidad, pero la magia y la agudeza del autor están intactas. Cada historia deja patente la época en la que está escrita, pero hay algo en su ejecución que las convierte en algo universal. Algo al alcance de muy pocos autores.

Interior de ¡Capturad un Marsupilami!
Interior de ¡Capturad un Marsupilami!

¡Capturad un Marsupilami!, un recopilatorio imprescindible

Muchas veces este tipo de recopilatorios suelen pecar de ser un simple contenedor en el que sitúan trabajos de un autor simplemente para explotar su fama sin importar la calidad de lo que se publica. Por suerte aquí estamos ante un recorrido de varias décadas en las que cada historia es mejor que la anterior. Y es que a pesar de que André Franquin llegó a un punto en el que no tenía nada que demostrar a nadie, seguía ofreciendo un más y mejor constante. Una exploración de sus propios límites y de los del medio, consiguiendo saltar de una década a otra, no en condición de vieja gloria, sino de leyenda viva.

Es un auténtico deleite afrontar la obra de Franquin y más aún verla evolucionar ante nuestros ojos. Algo que nos permite constatar de primerísima mano una evolución imparable y un ansia creativa voraz que mantuvo hasta sus últimos días. Estamos ante un álbum no solo apto para completistas del autor y del personaje. ¡Capturad un Marsupilami!, es una cápsula del tiempo del francobelga al alcance, por fin, de todos los públicos. Una sucesión de historias cortas que mantienen plena vigencia y que conseguirán sacar más de una carcajada a lectores de cualquier edad.

Interior de ¡Capturad un Marsupilami!
Interior de ¡Capturad un Marsupilami!

Sobre la edición de ¡Capturad un Marsupilami!

Editorial Base publica este ¡Capturad un Marsupilami! en un volumen de tapa dura, tamaño europeo y sin sobrecubiertas. En el interior papel y reproducción gráfica de máxima calidad. El tomo no contiene extras.

¡Capturad un Marsupilami!
Edita:
Editorial Base
Autor: André Franquín
Material original: Capturez un Marsupilami!
Formato: Tapa dura
Tamaño: 22 x 29,7 cm
Páginas: 48
Interior: Color
ISBN: 978-84-17760-94-6
Precio: 14,00 €

¡Capturad un Marsupilami!

NUESTRA NOTA - 80%

80%

¡Houbantastico!

Un maravilloso muestrario de historias del legendario historietista belga André Franquin centrado en la que quizás sea su creación más célebre. No solo es pasto de completistas del autor o del personaje, es una antología mayúscula para todos los públicos cuya calidad y vigencia va más allá de las décadas o los estilos. Maravilla en estado puro

User Rating: 5 ( 3 votes)
Kofi

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí