El Dibujado – reseña cómic

Hablamos de El Dibujado, obra del historietista Paco Roca. La obra más experimental del autor que traslada una exposición al lenguaje del comic ganando –muchos– enteros por el camino.

El Dibujado
El Dibujado

Paco Roca saliéndose de lo habitual.

Antes de hablar de El Dibujado, un breve apunte sobre su autor; Paco Roca. Un historietista valenciano, que, podríamos decir vende solo con su nombre. Es como cuando en el mundo de los videojuegos se dice que cada vez que Nintendo saca algo relacionado con Mario Bros las ventas están aseguradas. Así que podríamos decir que es cierto. Que a raíz del éxito de «Arrugas«, publicada en un principio por la editorial francesa Delcourt en el año 2007 y con diecisiete ediciones por parte de Astiberri aquí en España, Paco Roca ya no es un desconocido y cada nueva obra suya tendrá una legión de fans que acabarán ampliando su particular colección. De ahí que hayamos podido disfrutar con historias como El Faro (2004), El invierno del Dibujante (2010) o Regreso al Edén (2020) por citar algunas.

Todas sin excepción obras con un estilo de dibujo limpio y sencillo, nada sobrecargado. Trabajos donde Roca demuestra su maestría en cuanto a narrativa. Pero también en como aunar esta narrativa vez que el arte gráfico para tener un resultado final, por lo general, impecable. De ahí que el encargo que le hicieron en IVAM Instituto de Valenciano de Arte Moderno– sea un tanto peculiar. ¿Por qué? Esencialmente por alejarse, en cierta manera, de esa narrativa tan clásica como efectiva a la que nos tenía habituado. El resultado final arroja un trabajo que invita a pensar al lector, y a reflexionar sobre los límites de la narrativa gráfica. Sobre todo por las diferentes capas que puedes llegar a notar conforme vas disfrutando El Dibujado. El tomo que nos ocupa en la reseña de hoy.

Interior de El Dibujado

De una exposición al papel.

¿Trasladar una exposición a formato comic? Quizás donde radique el principal problema a la hora de plantearse la lectura y análisis de El Dibujado. Algo que, en primera instancia, resultara complejo para quien –como yo mismo– no haya podido disfrutar de la obra en su estado primigenio. Formato donde quizás ahí el encanto y el disfrute de la misma hubiese sido mayor. Porque a veces ocurre eso, que se pierda algo en el camino. Paco Roca, tal y como explica en la contraportada del tomo, eligió que la exposición fuese en su estilo más narrativo. Contando una historia en las paredes de una galería de arte. De ahí que se supeditase a dicho elemento para contar lo que él tenía en mente. Una imposición exigida por el medio donde se exponía. Algo que el autor tuvo en mente a la hora de ponerse en aquel momento manos a la obra.

Y es ahí donde radica el problema, llevarlo al cómic. Se disfruta, pero a lo mejor no como se debería. Aun así y con todo Astiberri y Paco Roca se han lanzado a la piscina para proporcionarnos un experiencia única. Un tomo que nos hace imaginar lo que realmente habríamos visto en IVAM. Con páginas desplegables –incluso cuádruples– en su interior. Una de ellas formato vertical realmente espectacular. También veremos viñetas pequeñas con muchos espacios en blanco en las páginas. Incluso en la portada tenemos otro detallito que rompe lo que podríamos decir la cuarta pared. Con un personaje que parece salir del mismo tomo por medio de un troquelado. Un ser que tendrá gran importancia en lo que Roca querrá contar. El mismo Paco Roca ha dicho que estuvo siete meses en dicho trasvase de medios. Algo lógico dada la dificultad del proyecto

Interior de El Dibujado

El Dibujado. O «el cómic». Como bien dice Álvaro Pons.

Si hablamos de El Dibujado hablamos de una historia con claros toques surrealistas. Un mundo que tenemos que ver con la mente abierta y releyéndolo más de una vez. Porque igual que hubo mil y una teorías sobre el «Monolito» y su significado en la película «2001: Una Odisea en el Espacio» aquí habría abierto un gran e interesante debate sobre qué ha querido contar su autor. Imbuyéndonos en no pocos momentos magníficos como lectores. Viendo como se puede adorar algo como si de un Dios se tratara, como se puede crear «vida», que es lo que sucede cuando alguien dibuja. También que alguien en lo más alto puede influir en nuestras decisiones. Como digo, multitud de interpretaciones aunque algunas parezcan más claras que otras.

Son cincuenta y ocho escuetas páginas -nuevamente tenemos que remitirnos al medio de donde viene originalmente-, combinando blanco y negro en algunas de ellas con las de color. Todo ello, nuevamente, teniendo su sentido cuando lo vas leyendo. Algo que denota el cuidado y anticipación que tenía el propio Paco Roca cuando abordo la creación de la obra. Destellos de auténtico genio que dejan claro por qué es uno de los autores actuales de referencia absoluta. Y no solo a nivel nacional. El tomo «físico» cuenta con un tamaño de 19,5 x 32 cm. Algo que se agradece para lo que se quiere expresar. Ya que un tamaño menor habría sido un error considerable.

Interior de El Dibujado

Un experimento a tener en cuenta.

Puede que el lector casual, o incluso a los lectores habituales de Paco Roca, les eche para atrás su número de páginas. O el carácter meramente experimental de El Dibujado. Pero estamos ante una obra que, independientemente de su duración o número de páginas podemos disfrutar gracias a esta edición. De otro modo habría quedado como una nota a pie de página en la wiki del autor o en alguna solapa de una obra posterior. También habrá lectores a los que quizás les haya sabido a poco. Ahí ya entraríamos en valoraciones muy personales. De lo que no cabe duda es de que «El Dibujado» es Paco Roca en estado puro. Tanto por narrativa como por su particular estilo en el dibujo.

No se puede negar que la complicación estaba ahí desde el comienzo por su estructura originaria. Un esfuerzo compartido a partes iguales entre el artista a la hora de trasvasar y el lector a la hora de leer. Pero, y esto lo recalcamos, aun así y con todo es recomendable su lectura e incluso posterior análisis. Algo que no pasa con demasiada frecuencia en el noveno arte. ¿Merece la pena acercarse a la obra? Bajo nuestro punto de vista, es un SÍ rotundo. Ahora bien, es un trabajo para lectores que quieran dejarse maravillar y sorprenderse. Ya avisamos

Sobre la edición de El dibujado

Astiberri edita El dibujado en un tomo formato cartoné. En el interior papel de gran calidad y una calidad de reproduccion sobresaliente. En este tomo tenemos como extras un prólogo de José Miguel G. Cortés que estuvo de Director del IVAM desde el años 2014 hasta el 2020. También la biografía de Paco Roca el final del tomo y opiniones del citado autor, de José Miguel G. Cortes y Álvaro Pons en la contraportada del mismo. Ambas ampliando la información sobre como se gestó esta obra.

El dibujado
Edita:
Astiberri
Autor: Paco Roca
Formato: Cartoné
Tamaño: 19.5 x 32.0 cm
Páginas: 58 páginas. Color (incluye dos despegables de 6 y 4 páginas)
ISBN: 978-84-18215-96-4
Precio: 30,00 €

El Dibujado

NUESTRA NOTA - 75%

75%

EXPERIMENTO

Trasladar "El Dibujado" de lo que fue en su origen una exposición al papel no es fácil. De ahí que quizás se haya perdido cosas en ese cambio, pero aún así nos encontramos con una historia de Paco Roca que analizándola tiene su interés y cuasi obliga a posteriores relecturas.

User Rating: 5 ( 4 votes)

Últimas entradas

Parker integral tomo 2 — Reseña cómic

Hablamos de Parker integral tomo 2, segundo y último volumen que recoge las historias que el recordado historietista Darwyn Cooke hizo sobre este personaje. Noir puro y duro con un talento descomunal a los mandos.

La Boda de Pícara y Gambito: X-Men Gold #30 – Artículo

En el artículo de hoy hablaremos de La Boda de Pícara y Gambito, el que es mi enlace Marvel preferido. Una unión que nos pilló a todos por sorpresa, que se anunció como el casamiento de otra pareja, pero que al final nos dió como resultado la culminación del amor de dos de los mutantes favoritos del público: Pícara y Gambito.

Caballero Luna 2: Demasiado Duro Para Morir – Reseña Cómic

Hablamos del tomo Caballero Luna: Demasiado Duro Para Morir, continuación de la nueva etapa del personaje a cargo del guionista canadiense Jed MacKay y los dibujantes Federico Sabbatini y Alessandro Capuccio. Tras un primer tomo fascinante, toca ver si se trata de un espejismo o estamos ante una de las mejores series de Marvel en la actualidad.

Patrulla-X: Cisma – Reseña cómic

Hablamos del tomo Patrulla-X: Cisma, un volumen que recoge el que quizás sea el evento mutante más importante de la Marvel moderna. Una miniserie repleta de primeras espadas de la casa de las ideas.

¡A comprar!

Néstor Gascón
Néstor Gascón
Algunos devoran almas, otros hamburguesas, a mí me dio por los cómics a tierna edad y ahí sigo. Igual leyendo a un hombre trepar paredes, blandir un martillo mágico, o ser un maestro del disfraz en una agencia secreta, lo que acababa en mis manos ahí iban mis ojos.

Parker integral tomo 2 — Reseña cómic

Hablamos de Parker integral tomo 2, segundo y último volumen que recoge las historias que el recordado historietista Darwyn Cooke hizo sobre este personaje. Noir puro y duro con un talento descomunal a los mandos.

La Boda de Pícara y Gambito: X-Men Gold #30 – Artículo

En el artículo de hoy hablaremos de La Boda de Pícara y Gambito, el que es mi enlace Marvel preferido. Una unión que nos pilló a todos por sorpresa, que se anunció como el casamiento de otra pareja, pero que al final nos dió como resultado la culminación del amor de dos de los mutantes favoritos del público: Pícara y Gambito.

Caballero Luna 2: Demasiado Duro Para Morir – Reseña Cómic

Hablamos del tomo Caballero Luna: Demasiado Duro Para Morir, continuación de la nueva etapa del personaje a cargo del guionista canadiense Jed MacKay y los dibujantes Federico Sabbatini y Alessandro Capuccio. Tras un primer tomo fascinante, toca ver si se trata de un espejismo o estamos ante una de las mejores series de Marvel en la actualidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Share This