Kidz – Integral – Reseña cómic

0

Hablamos de Kidz, un cómic que edita Nuevo Nueve. Una historia que mezcla chavales y zombis solo puede dar como resultado una fórmula ganadora. Ducoudray y Joret se unen para narrarnos esta interesante epopeya juvenil.

Kidz
Kidz

El regreso de los muertos vivientes: Kidz

Antes de hablar de Kidz, un poco de contexto. George A. Romero, el director de cine de terror de bajo presupuesto, creó al zombi moderno. Atrás quedaron los tiempos del vudú y de los ritos en islas haitianas cuyo resultado era crear gules cuya nublada mente obedecía las órdenes de su amo. Romero recreó la criatura para dotarla de unas características muy definidas: arrastraban sus putrefactos pies (si aún los conservaban) y su objetivo era comer cerebros ajenos. A partir de este prototipo, la cultura popular representada por películas, novelas y cómics, recurrió a este mito una y otra vez para atraer al público ávido de del terror lleno de vísceras y sangre.

Hace unos años, el boom de los zombis tuvo su punto álgido con decenas de películas de gran éxito, un cómic que arrasó en ventas y una serie televisiva que lo adaptó y que fue la comidilla de los seriéfilos. Pero tanta saturación de zombis ha hecho que este subgénero pierda cierto interés entre un público que busca algo diferente. No debieron pensar lo mismo el escritor Aurelien Ducoudray y el dibujante Jocelyn Joret. Regresan al visitado terreno del mundo postapocalíptico y a la esencia de este tipo de historias, en la que nos hablan de supervivientes que pululan a su antojo por un mundo que ha cambiado para siempre.

Interior de Kidz
Interior de Kidz

Los autores

Un francés y un canadiense. No, no voy a contar un chiste. Comencemos con el dibujante, Jocelyn Joret, el que vive más alejado de nosotros, concretamente en Montreal, la mayor ciudad de la provincia de Quebec, en Canadá. Allí nació en 1981 este diseñador de personajes de videojuegos para empresas tan potentes como Ubisoft o Gameloft y que ha metido cabeza en el mundo de los cómics de la mano de autores como Olivier Vatine o Fred Duval. Colabora en un fanzine de lujo (aunque aprezcan términos contrapuestos) llamado Skull. Y su trabajo se puede ver en estos cómics: “Carmen Mc Callum”, “Pif” y “Anachron”. Su estilo, sin ser tan feísta, recuerda al de autores consagrados como Jamie Hewlett. En Kidz hace un trabajo impresionante.

Aurélien Ducoudray es francés, nacido en Chateauroux en 1973. Se dedica al periodismo y la fotografía de prensa. También es reportero para la televisión. Es autor de numerosos documentales. Y en el mundo de los cómics, colabora en la editorial francesa Futuropolis, con títulos como La faute aux chinois, Clichés de Bosnie, entre otros. En España hemos visto publicado su trabajo El cumpleaños de Kim Jong-il en la editorial Astiberri y Señor Jules en Harriet Ediciones. También ha escrito en antologías como la de Marsupilami, editada por Nuevo Nueve.

Interior de Kidz
Interior de Kidz

Una historia muy cinematográfica

A veces las mejores ideas son las más sencillas. ¿Quién mejor para sobrevivir durante un apocalipsis zombi que un grupo de pre adolescentes que se pegan horas y horas jugando a videojuegos de matar muertos vivientes? Chavales que hacen maratones de la saga de películas de Romero, y por lo tanto conocen todos los puntos flacos de las criaturas. Con un espíritu vitalista y sin prejuicios de ningún tipo, solo con ganas de pasarlo bien en este inmenso juego de supervivencia en que se ha convertido su mundo. Esta idea, mezclada con multitud de influencias cinematográficas, les funciona de maravilla a los autores de Kidz.

En la primera viñeta asoman unos cuervos, como en la película de Hitchcock. Después descubrimos a los actores, una especie de Goonies modernos. Hay otros tramos que nos recuerdan a la película de Spielberg Super 8, no en vano al niño que lleva la cámara como si fuera su propia extremidad le llaman como al barbudo director. Más evidentes son los parecidos con Zombieland, con los detalles sobre las normas enumeradas a seguir o el cameo del muerto vestido como Elvis. La visita al centro comercial es otro homenaje al gran maestro del cine zombi, George A. Romero. Abreviando, que los autores de Kidz se han empapado de multitud de referencias que ubican en la narración de manera impecable.

Interior de Kidz
Interior de Kidz

Cuando ya no hay sitio en el infierno, los muertos vuelven a la Tierra

Aquí no hay adultos, salvo en los flashbacks. Ben, Mickey, Brooks, Doudoune, Spielberg y los gemelos se lo pasan de miedo jugando a videojuegos, conduciendo vehículos molones, entrando en hogares abandonados y enfrentándose a los zombis que todavía quedan por la zona. Su comunión de ideas y compenetración, funcionan perfectamente para afrontar una situación de calles vacías con peligros al acecho. Residen en un lugar de relativa tranquilidad, pese a los zombis, que se asomarán con cuentagotas para ponerlos en aprietos (Aquí no hay hordas). El grupo es feliz así, no necesitan de nadie… Hasta que llega a la comunidad Polly y su hermana Sue. Esto crea un cisma entre los muchachos, debido a que uno de ellos guarda un terrible secreto, por lo que quiere que todo permanezca como está.

Polly convence a los chavales para ir a Pittsburgh, ciudad situada en el estado de Pensilvania. Sí, la ciudad zombi por excelencia. La trama avanza con sorpresas, debido al voluble comportamiento de los personajes. La historia está muy bien hilvanada y la sentida conclusión deja satisfecho. Kidz es una lectura muy agradable, apta para todos los públicos, plagada de notas de humor. Ducoudray ha escrito ejemplarmente esta aventura, que gracias a los excelentes dibujos de Joret, se disfruta muchísimo. El visual e impactante estilo del dibujante resuelve con sobresaliente tanto las escenas íntimas como las de acción.

Interior de Kidz
Interior de Kidz

Sobre la edición de Kidz

Kidz se publicó en formato grapa en Estados Unidos a lo largo de seis cuadernos por Ablaze. Glenat lo publicó en dos tomos a la europea. Nuevo Nueve ofrece Kidz en un solo tomo integral en cartoné, de 27×19 cm y unas 150 páginas, al precio de 22,00 €, con papel de gran calidad. Además de la historia principal, se incluye como extra exclusivo el juego de mesa de Kidz, que recomiendan bajar del código QR para no destrozar el libro. Tenemos las fichas, el tablero y las instrucciones. ¡Una pasada! También aparecen las portadas de la edición americana y unos textos biográficos de los autores.

KIDZ
Edita:
Nuevo Nueve
Autores: Aurélien Docoudray, Jocelyn Joret
Tamaño: 27 x 19 cm
Formato: Cartoné
Páginas: 124 pags a color
ISBN: 978-84-17989-66-8
Precio: 22,00 €

KIDZ

NUESTRA NOTA - 78%

78%

MUY ENTRETENIDA

Kidz es un cómic muy divertido en una edición excelente, que gustará a todos los públicos y en especial a los fanáticos del mundo zombi. ¡No se lo pierdan!

User Rating: 4.58 ( 4 votes)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí