La esperanza pese a todo 1 – Reseña cómic

Dona!

Hablamos del primer volumen de La esperanza pese a todo, inicio de la que será la nueva tetralogía del Spirou de Emile Bravo ambientada durante la segunda guerra mundial europea. Una obra maestra instantanea,

La esperanza pese a todo
La esperanza pese a todo

La esperanza y el talento pese a todo

Hace poco más de una década, en 2008, Emile Bravo publicó el icónico álbum Diario de un Ingenuo. Una obra, en principio autoconclusiva, encuadrada dentro de la colección “Una aventura de Spirou por…” dedicada a que pesos pesados de la industria den su personal visión del botones siempre joven. La obra se erigió como, quizás, el mejor acercamiento al personaje en el presente siglo. Podéis leer el análisis que hicimos de ella en LaComicteca en su día. De improviso y cuando ya nadie la esperaba, en 2018, se anunció la salida de una secuela que llevaría por título “La esperanza pese a todo”. Se compondría de cuatro volúmenes que saldrían a la venta con cadencia anual para completar un ambicioso arco argumental de más de 300 páginas. ¿Sería capaz Bravo de mantener el listo que el mismo había establecido 10 años antes?

Enero de 1940, han pasado cuatro meses desde la invasión de Polonia por parte de Alemania y el comienzo de la Segunda Guerra Mundial. Una herida abierta desgarra Europa de costado a costado mientras millones de soldados mueren en el frente sin tener muy claro por qué. Bélgica mantiene la tensa neutralidad de un polvorín a punto de saltar por los aires. La sensación de que el conflicto en los países vecinos es algo ajeno, cada día es más difusa. En mayo y sin declaración previa, Alemania invade Bélgica, arrasándolo todo a su paso. El Fall Gelb de Alemania no se detendrá ante nada hasta atravesar los países bajos y llegar a Francia. Spirou y Fantasio no se quedarán con los brazos cruzados, pero ¿Qué pueden hacer dos amigos frente a la furia ciega de una guerra?

Interior de La esperanza pese a todo
Interior de La esperanza pese a todo

Bélgica, meses más tarde…

La esperanza pese a todo es, ante todo, un álbum continuista. Arranca tan solo, cuatro meses después del desolador final de Diario de un ingenuo. Y desde la primera viñeta, la sensación de que ha pasado una década entre la edición de ambos álbumes es inexistente. Tanto el dibujo –una auténtica delicia– como el modo de afrontar la página y la narrativa evocan a la precuela de modo casi milimétrico. La nueva colorista, Fanny Benoit, consigue emular a su predecesora, Delphine Chedru, conservando esa paleta de tonos pastel fríos que tan buen resultado dio en 2008. Pero que sea continuista en el plano técnico, no quiere decir que no haya avances en el plano argumental. Las hay, y muchas.

Diario de un ingenuo supuso un bautismo de sangre y el paso acelerado, casi a empujones, de Spirou a la edad adulta. La esperanza, pese a todo, sigue esa progresión y nos muestra a un protagonista que se debate entre los restos de su niñez y su entrada a una vida llena de responsabilidades que en ocasiones serán inasumibles. Todo en un contexto, el de la ocupación Alemana de Bélgica, que precipita este cambio, haciendo aflorar ese espíritu aventurero y bondadoso del personaje. Bravo no duda en arremeter contra todo estamento o grupo social con una visión aun más ácida de la que mostró en Diario. Evita caer, aun así, en un maniqueísmo simplista que deje a todos los alemanes como monstruos y a todos los Belgas como víctimas.

La esperanza pese a todo
Viñeta de La esperanza pese a todo

La valentía como respuesta al horror, la esencia de Spirou

Bravo aborda las detenciones masivas de ciudadanos alemanes en Bélgica –muchos opuestos a la Alemania Nazi– de manera cruda y descarnada. Y no duda en poner en boca de un policía belga la frase “Yo no hago política, yo solo obedezco órdenes”, que luego fue esgrimida por los nazis juzgados en Núremberg para defenderse. De igual modo, arremete contra los franceses y su política de cierre de fronteras en este periodo. O contra los colaboracionistas Belgas del VNV, el clero, la prensa “libre” y las purgas indiscriminadas de los Nazis en el país. Una postura valiente y realista que pretender retratar la complejidad de una guerra y todas las implicaciones de la misma en cada faceta de la sociedad. Un álbum marcadamente antibelicista y con un fuerte componente de denuncia social. Pero ¿Dónde encaja Spirou en todo esto?

Ante todo esta obra es un álbum de Spirou de corte clásico. Emile Bravo sigue desarrollando la amistad entre este y Fantasio y las dinámicas con los personajes de diario de y otros nuevos. Y lo que se veía como una semilla llena de potencial en Diario de un ingenuo, germina aquí al atribuirse de manera definitiva a Spirou su eterna bondad y espíritu aventurero. Donde otros personajes –Fantasio– niegan la crudeza de lo que les rodea de manera casi absurda, Spirou se levanta, da un paso al frente y muestra al lector donde reside esa esperanza pese a todo. Bravo recoge el legado de ocho décadas y construye un personaje fiel a la esencia de todos los autores anteriores. Gana por derecho propio, el tener que ser comparado con cualquier otra etapa anterior. El Spirou del historietista galo, es ya un referente para esta generación y las venideras.

La esperanza pese a todo

Primer paso, firme, para una tetralogía.

Aun así, no estamos ante una obra tan redonda como lo fue Diario de un ingenuo. La esperanza pese a todo es víctima de su condición de primer capítulo, de algo más grande. Aunque retrata fielmente el periodo de guerra y funciona como una aventura clásica del personaje, falta un cierre más redondo. Estamos, eso si, ante una obra SOBRESALIENTE que funciona a muchísimos niveles. Una digna continuación, un buen álbum por si mismo y un inicio de ciclo modélico.

Bravo, finalmente, ha hecho suyo al personaje y se ha consolidado como uno de los nombres que quedaran ligados por siempre a Spirou. Ha demostrado que lo que sucedió hace una década no fue una casualidad talento. Y ha dejado a millares de seguidores esperando la salida de la continuación de esta saga. Algo que en Francia y Bélgica se producirá el mes que viene.

La esperanza pese a todo

Sobre la edición de La esperanza pese a todo

Dibbuks acaba de editar este mes La esperanza pese a todo en un magnífico álbum de tapa dura sin sobrecubiertas. En un formato idéntico al de su secuela, siguiendo el mismo grafismo en interior y exterior. Papel de gran gramaje y levemente satinado que permite disfrutar de la obra tal y como fue concebida en el país vecino. Se echan de menos algunos extras, pero esto viene delimitado desde la editorial Dupuis.

Descuento comitequero
La esperanza pese a todo: Una aventura de Spirou por... (UNA AVENTURA SPIROU POR)
Una continuación digna de esa obra maestra que fue diario de un ingenuo. Bravo acaba de tomar el pulso a un personaje al que sabe sacar oro. Y construye mientras tanto una alegoría antibelicista soberbia. La esperanza pese a todo funciona, además, como un álbum de Spirou clásico, en su concepción. Uno de nuestros imprescindibles de 2019. Y Nuestro recomendado del mes que entra. Recomendada por La Comicteca. Hazte con este tomo desde nuestro enlace de afiliado y disfruta de un descuento comiquetero

LA ESPERANZA PESE A TODO 1
Edita
: Dibbuks
Lanzamiento: Mayo 2019
Editorial original: Dupuis
Material incluido: Le Spirou d’Emile Bravo – Tome 1 – SPIROU l’espoir malgré tout (Première partie)
Autor/es: Emile Bravo
Formato: Tapa dura
Tamaño: 24 x 32 cm.
Páginas: 80 pags.
Interior: Color
ISBN: 9788417294656
Precio: 20,00 €

La esperanza pese a todo 1

NUESTRA NOTA - 95%

95%

IMPRESCINDIBLE

Una continuación digna de esa obra maestra que fue diario de un ingenuo. Bravo acaba de tomar el pulso a un personaje al que sabe sacar oro. Y construye mientras tanto una alegoría antibelicista soberbia. La esperanza pese a todo funciona, además, como un álbum de Spirou clásico, en su concepción. Uno de nuestros imprescindibles de 2019. Y Nuestro recomendado del mes que entra.

User Rating: 4.67 ( 41 votes)
Kofi

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí