LOS PITUFOS Y LA MÁQUINA DE SOÑAR. RESEÑA

Norma Editorial publica Los pitufos y la maquina de soñar, 37º album de las aventuras de los inmortales personajes creado por Peyo. Una aventura que combina la denuncia social y el sentido de la maravilla a la perfección. Francobelga para todas las edades.

LOS PITUFOS Y LA MÁQUINA DE SOÑAR
LOS PITUFOS Y LA MÁQUINA DE SOÑAR

Un dia mas en el poblado de los pitufos

Un extraño artefacto esta absorbiendo la atención de todo el poblado pitufo. Una tableta de cristal que es capaz de adivinar los deseos más profundos de aquellos que se acerquen a ella. Con tan solo ponerse unas gafas mágicas estos deseos se materializan en forma de visiones. Lo que al comienzo parecía un sueño hecho realidad empezará a tornarse peligroso cuando el genio dentro de la tableta empiece a exigir oro a los pitufos para seguir funcionando. Y cuando hasta el propio Papa Pitufo caiga presa de este objeto, el único habitante del poblado libre de este influjo, el Pitufo Filósofo, tendrá que desentrañar el misterio detrás de esta maquina de soñar y salvar a sus compañeros. ¿Podrá un solo pitufo lograr esta hazaña?

Una vez más el Equipo Peyo no ofrece una aventura ambientada en el mundo de los pitufos. Y para ello recurren al equipo artístico que ha estado detrás de gran parte de los últimos álbumes editados de la serie. Thierry Culliford –hijo de Peyo– y Alain Jost a los guiones y el imparable tándem de Jeroen De Coninck y el español Miguel Díaz Vizoso a los lápices. Un equipo artístico engrasado y cuyos componentes llevan dos décadas, en el menor de los casos, plasmando las aventuras de estos adorables duendes azules. Pero ¿Consiguen estar a la altura de su legado y de los propios personajes? El álbum -y todos los implicados– pasa el corte sin problemas, pero como sucede en toda la etapa comandada por Thierry Culliford surge el eterno agravio comparativo con Peyo.

La moraleja adaptandose a los tiempos modernos

Y es que no puede decirse que los guiones firmados por Culliford y Jost carezcan de calidad, ni mucho menos. Siguen fielmente la tónica que estableció Peyo a la hora de coger un tema –generalmente de actualidad– y vertebrar la trama sobre él de manera bastante incisiva. El problema es que Peyo era capaz de combinar la candidez de los pitufos con la crudeza de algunos argumentos y construir una historia disfrutable a varios niveles de manera bastante inteligente. Algo que demostró e prácticamente todos y cada uno de los primeros 15 álbumes de la serie. Auténticos iconos de la BD que décadas después siguen siendo disfrutados por millones de lectores en todo el mundo.

Culliford sigue ese patrón, y en ocasiones se aparta de el para aportar riqueza al lore de los pitufos. Pero todavía no ha llegado esa obra maestra por la que vaya a ser recordado como autor propio. En los pitufos la máquina de soñar firma una mordaz critica a las adiciones y a su influencia perniciosa sobre la población, clara, inteligible y con un trasfondo trascendente. Del mismo modo aprovecha para aportar luz sobre la juventud de papa pitufo y la personalidad de Gargamel. Pero da la sensación de que rasca la superficie de lo que quería contar. ¿Estamos, pues, ante un álbum fallido? No, ni mucho menos. Esta nueva aventura sera disfrutada por jovenes y adultos –yo la he leido y releido– y no decepcionara a ninguno de ellos. Sin embargo en los mas veteranos dejara cierto regusto de que podría haberse llegado a más.

Un aspecto gráfico intachable

El aspecto gráfico, como es costumbre en esta nueva etapa, es de una calidad incuestionable. Jeroen De Coninck se unió al equipo peyo en el año 1991 -un año antes de la muerte del fundador- y desde comienzos de milenio esta al frente de la serie regular. El español Miguel Díaz Vizoso se incorporó a este equipo en 1999 y lleva unos cuantos años en la serie troncal de los pitufos. Entre ambos -con ayuda a los colores de Nine Culliford– consiguen recrear el estilo de Peyo a la perfección dando una sensación de continuidad sobresaliente. Una labor que va más allá cuando deben crear personajes nuevos o recrear localizaciones nunca antes vistas. Un autentico deleite visual que no deja de crecer album tras album.

En conclusión, estamos ante un álbum que aborda una problemática actual de una manera amena y divertida. Y que no por ello lo hace de forma trivial o sin profundidad. Una obra fiel al legado de los personajes y realmente entretenida. No es una historia que vaya a trascender al mundo de los pitufos como una obra maestra, pero por sus valores de producción y por conservar esa magia merece una oportunidad de parte de todos los amantes de la BD y de estos inmortales personajes. Si sigue manteniéndose este nivel, por mi, que sigan sacando albumes año tras años. Aquí estaremos para ofreceros nuestros análisis.

Sobre la edicion de norma

Norma Editorial publica LOS PITUFOS Y LA MÁQUINA DE SOÑAR en un tomo tamaño europeo, en tapa dura y sin sobrecubiertas. Interior mate para un papel de maxima calidad y tomo encolado. No se incluyen extras, al igual que en la edicion original francobelga.

LOS PITUFOS Y LA MÁQUINA DE SOÑAR

LOS PITUFOS 38. LOS PITUFOS Y LA MÁQUINA DE SOÑAR
Edita: Norma Editorial
Autores
: Alain Jost, Thierry Culliford, De Coninck
Colección: LOS PITUFOS
Serie: LOS PITUFOS
Formato: Cartoné
Tamaño: 21 x 29
Páginas: 48Color
ISBN: 978-84-679-4014-5
PVP: 14,00 €

BOLA EXTRA

NUESTRA RESEÑA DE LOS PITUFOS Y EL DRAGON DEL LAGO

LOS PITUFOS 38. LOS PITUFOS Y LA MÁQUINA DE SOÑAR

NUESTRA NOTA - 74%

74%

¡Pitufante!

estamos ante un álbum que aborda una problemática actual de una manera amena y divertida. Y que no por ello lo hace de forma trivial o sin profundidad. Una obra fiel al legado de los personajes y realmente entretenida. No es una historia que vaya a trascender al mundo de los pitufos como una obra maestra, pero por sus valores de producción y por conservar esa magia merece una oportunidad de parte de todos los amantes de la BD y de estos inmortales personajes

User Rating: 4.8 ( 10 votes)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí