¿QUÉ PASARÍA SI…? Capítulo 4 – Análisis serie

0

Hablamos del recién estrenado ¿Qué pasaría si…? Capítulo 4. Un nuevo giro estilístico de la ficción televisiva de Disney que se mete de lleno en el drama fantástico con un episodio completamente redondo protagonizado por el Doctor Extraño.  

¿QUÉ PASARÍA SI…? Capítulo 4
¿QUÉ PASARÍA SI…? Capítulo 4

Mantener la apuesta, subirla y ganar

Con este ¿QUÉ PASARÍA SI…? Capítulo 4 se confirma que estamos ante uno de los productos más sólidos salido de la factoría televisiva de Disney+. Y es que semana tras semana ha demostrado no solo gozar de unos valores de producción sobresalientes –algo normal en la compañía del ratón– sino también saber conectar con los amantes del universo Marvel respetando la esencia de todo el UCM, la serie de comic en la que se basa y seguir sumando aciertos sin acomodarse en una fórmula fácilona y funcional. Porque, semana tras semana, What if…? Ha cambiado radicalmente de tono y forma saltando con una facilidad pasmosa entre géneros. Demostrando, pese a todo, sentirse cómoda en cualquier registro.

Algo que este episodio, titulado ¿Qué pasaría si el Doctor Extraño hubiese perdido el corazón en lugar de las manos?, demuestra de manera ejemplar. Y lo hace sustentándose sobre una mezcla de géneros que transita entre el drama puro, la fantasía mágica y los viajes en el tiempo. Temáticas todas que, dicho sea de paso, le quedan como un guante a un personaje como el Doctor Extraño. Pero no es tanto los ingredientes sino la manera en la que Bryan Andrews, director del episodio –con colaboraciones en algunos trabajos como Samurai Jack, Clone Wars o la propia saga de Avengers– y la guionista Ashley C. Bradley mezclan las piezas.

Fotograma del cuarto capítulo de ¿Qué pasaría si…?
Fotograma del cuarto capítulo de ¿Qué pasaría si…?

Una historia de (des)amor con infinitos finales (in)felices

Este cuarto capítulo de ¿Qué pasaría si…?, nos sitúa de pleno en un universo alternativo donde la muerte de Christine Palmer lleva a Steven Strange a explorar en el mundo de las artes místicas buscando en busca de respuestas que le lleven a atenuar su dolor. Tras el fallecimiento de la anciana y la derrota de Dormamu, al igual que en el UCM canónico, Strange alcanza el estatus de maestro de las artes místicas de nuestra dimensión. Con el poder –casi infinito– del Ojo de Agamotto viajará dos años atrás en el tiempo con el objetivo de evitar la muerte de Rachel. Pero el destino se lo impedirá una y otra vez frustrando cada viaje en el tiempo y acabando con la vida de Rachel de uno u otro modo.

Tras una aparición de la anciana, el Doctor Extraño descubrirá que la muerte de Rachel es un punto ineludible en el espacio tiempo que nada ni nadie podrá impedir. Pese a la advertencia Strange iniciará un viaje en busca de un conocimiento arcano que le permita alterar la misma esencia de la existencia. Esto supondrá el comienzo de una caída en picado que llevara a Strange a inmiscuirse en una magia oscura que quizás le brinde una remota posibilidad. Lo que no imagina es que quizás para salvar a una única persona este poniendo en peligro a todo el universo. ¿Conseguirá frenar a tiempo o el corazón se impondrá a la razón con resultados imprevisibles?

Fotograma del cuarto capítulo de ¿Qué pasaría si…?
Fotograma del cuarto capítulo de ¿Qué pasaría si…?

Humanizando al héroe

Si por algo se destaca este capítulo de ¿Qué pasaría si…?, es por mostrar una faceta en la que la humanidad del personaje impera por encima del superhéroe. Son las emociones más primarias las que manejan el destino del protagonista y es la –casi– ausencia de su faceta heroica la que marca el devenir de los acontecimientos. Todo se limita a un hombre roto de dolor dispuesto a hacer cualquier cosa, a sacrificar cualquier cosa, con tal de salvar a su persona amada. Y como un ansia ciega le terminara llevando a convertirse en la antítesis de todo aquello que había sido. Y esa premisa universal, esa situación por la que todos podemos haber pasado, hace que el espectador conecte de inmediato con Strange. También que le llegue a perdonar sus numerosos -y cada vez más graves- pasos hacia el abismo.

La separación entre dos versiones –opuestas– del Doctor sirve como ejemplo a esa lucha entre lo que debe hacer y lo que no debería hacer, pero finalmente lleva a cabo. A la confrontación entre el egoísmo y el deber y entre como llegado a un punto el camino, a veces no hay un retorno. El punto fuerte de este episodio de ¿Qué pasaría si…?, es llevar una premisa marcadamente introspectiva, que podría resolverse sin apenas fuegos de artificio al terreno de la acción más pirotécnica. Por el camino no solo no desdibuja la tesis central del episodio, sino que la refuerza añadiéndole capas y refuerzo visual sin perder un ápice de credibilidad. Algo que es realmente complicado de conseguir.

Fotograma del cuarto capítulo de ¿Qué pasaría si…?
Fotograma del cuarto capítulo de ¿Qué pasaría si…?

¿Qué pasaría si…? Una serie que no teme abrazar la oscuridad absoluta

Pese a los numerosos elementos fantásticos o de ciencia ficción del episodio, la esencia del mismo es el drama más crudo. Algo que ya exploro What if en su anterior capítulo de un modo algo más ligero. Pero no estamos ante el drama por el drama, no hay giros fáciles ni golpes de efecto que caigan en el cliché. La serie abraza su carácter adulto sin complejos demostrando como es posible orientar los superhéroes a un público maduro sin caer en complacencias ni perder, por el camino, el público que solo busca entretenimiento o pasar un buen rato. Y firmando, y visto el nivel precedente, son palabras mayores, el mejor capítulo, hasta del momento, de la primera temporada.

En ¿Qué pasaría si…?, no hay finales felices. No hay concesiones ni para los protagonistas ni para los espectadores. El tono es más cercano a los dramas de HBO que al de cualquier canal de la factoría Disney. Y este espíritu trasgresor sumado a la pasión que exuda cada fotograma de la serie, la convierte en un IMPRESCINDIBLE semanal, y no solo para los amantes del universo Marvel o del género superheroico. No hablamos de personajes concretos, hablamos de tropos universales al servicio de una historia que se vehicula sobre caracteres conocidos como medio, no como fin. ¿Qué nos deparara la segunda mitad de temporada? No lo sabemos, pero aquí estaremos, como el Vigilante, para contároslo.

¿QUÉ PASARÍA SI…? Capítulo 4 – Análisis serie

NUESTRA NOTA - 90%

90%

SOBRESALIENTE

El mejor capítulo de la serie hasta el momento. Un ejemplo de que el género superheroico en buenas manos no está supeditado al público infantil o juvenil. ¿Qué pasaría si...?, se convierte por derecho propio en la creación más sólida hasta el momento de Dianey Plus

User Rating: 4.85 ( 3 votes)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí