El dibujante Mike Mignola y el guionista Roy Thomas adaptaron en una sobresaliente miniserie de cuatro números el filme Drácula de Coppola. Una obra inencontrable por dos décadas que regresa en una edición de lujo a manos de Norma Editorial.

En 1992 el realizador Francis Ford Coppola estrenó su particular versión de Drácula. Una maravilla visual absoluta que se acercaba, como pocas adaptaciones, a la novela original de Bram Stoker. El lanzamiento del filme vino acompañado por una miniserie que adaptaba, a su vez, la película en cuatro números mensuales editados por la editorial Topps. Lejos de acudir –como suele ser habitual– a autores con poca experiencia, pusieron a cargo de esta colección a dos pesos pesados de la industria. El legendario guionista Roy Thomas y el genial dibujante Mike Mignola. El resultado fue una serie limitada que conserva toda su vigencia a día de hoy, y que tras dos décadas sin haberse reeditado por problemas legales, viene a nuestro país de la mano de Norma editorial en una edición de autentico lujo.

Hay obras que parecen estar destinada para ser ilustradas por ciertos dibujantes. Y personajes que parecen quedar ligados a ciertos autores para siempre . Y si hay un caso paradigmático de esto, lo tendríamos en la miniserie «Drácula» editada en 1992. El dibujante Mike Mignola siempre ha sido un apasionado del inmortal –nunca mejor dicho– personaje creado por el escritor irlandés Bram Stoker. En varias entrevistas ha afirmado que ese libro cambio su vida, abriéndole el mundo de la fantasía preternatural. Que a posteriori impregnaria todas sus obras. Fue precisamente cuando trabajó como artista conceptual para Francis Ford Coppola durante la creación del film «Bram Stokers Dracula» cuando reservó el derecho, contractualmente, de ser el dibujante que hiciera una eventual adaptación a cómic. Adaptación que finalmente se llevaría a cabo con una soberbia adaptación y sintesis del guion a las viñetas a cargo de Roy Thomas.

Drácula de Bram Stoker es el libro que cambió mi vida. Tenía trece años cuando lo descubrí. Es este título el que me hizo descubrir este mundo sobrenatural y fantástico del que estoy apasionadamente enamorado. Es la obra que más influencia ha tenido en el artista que soy hoy.

Entrevista de Le Figaro a Mignola en febrero de 2017

Dos autores en estado de gracia.

Roy Thomas se ha erigido a lo largo de su carrera como especialista adaptando clásicos de la literatura a cómic. Por sus manos han pasado adaptaciones de obras tan variadas como la Odisea, La Iliada, El Ultimo Mohicano, o la Isla del tesoro. No es de extrañar que fuera el elegido a la hora de acompañar a un Mike Mignola, en plena forma en lo gráfico, pero aun algo inexperto a la hora de vertebrar una historia por si mismo. Y el resultado fue ejemplar. Thomas no solo supo captar el espíritu de la película, prescidiendo de ciertas escenas y agilizando la narración, sino que insufló una pátina literaria al conjunto.

Para ello opto por constantes textos de apoyo que emulaban el formato epistolar de la novela original. Una de las señas de identidad del libro original y que solo parcialmente era trasladado a la película. Un detalle que pasaría por alto a la mayoría de espectadores, pero delicioso para los amantes de la obra original. No obstante sabia que la gran baza del proyecto era la estrella emergente, el ilustrador Mike Mignola. Un autor que venia de revolucionar la editorial DC con un puñado de obras sobresalientes. Y cuyo próximo proyecto seria una seria llamada HELLBOY.

Arte de Mignola en el interior del tomo.

El dibujante estadounidense despliega aquí toda su artillería gráfica. Y se nota, por encima de todo, que se encontraba cómodo con el material que adaptaba. Algo palpable, sobre todo en la reciente edición en blanco y negro. Mignola juega como nunca lo había hecho antes con las sombras, los claroscuros y los contrastes. Dibujando la que hasta aquel entonces era su mejor obra de manera indiscutible. Ofrece una narrativa rápida, ágil, sin abusar de sus tics actuales, luciéndose y ofreciendo un festín al lector. La obra hizo a publico y critica rendirse a sus pies de manera inmediata. Algo que 27 años después, y mas sabiendo la evolución que tuvo Mignola a posterior, es destacable.

Un clásico de culto, dos décadas secuestrado.

En conclusión, estamos ante una serie que es el resultado de un equipo creativo en estado de gracia. No es una obra maestra, pero es un trabajo notable y bien ejecutado. Una adaptación ejemplar que consigue ser fiel al filme y a la novela en un alarde creativo del propio Thomas. Un producto que trasciende su condición de «merchandising» para posicionarse como pieza independiente y de calidad. Algo que todos los lectores podrán comprobar con esta reedición, la cual llega tras dos décadas sin haberse reimpreso. Todo debido a problemas legales que parecen haber quedado atrás, afortunadamente para nosotros. Y lo hace en una edición definitiva que ayuda, aun mas si cabe, a destacar el maravilloso arte de Mignola.

Drácula por Mike Mignola.

Norma Editorial acaba de editar este Drácula en un tomo con encuadernación holandesa, tamaño de álbum europeo y tapa dura. Una pieza mas cercana a los codiciados Artist Edition americanos que a un álbum al uso. Como material extra se incluye casi una veintena de paginas originales de Mignola previas al entintado, así como reproducciones ya entintadas de las portadas de la miniserie. Autenticas rarezas en las que puede apreciarse el proceso de trabajo del dibujante hasta llegar al resultado final. Una autentica delicia para los aficionados mas exigentes del noveno arte que atesoraran este volumen como una pieza única. Un lanzamiento imprescindible.

El dibujante Mike Mignola y el guionista Roy Thomas adaptaron en una sobresaliente miniserie de cuatro números el filme Drácula de Coppola. Una obra inencontrable por dos décadas que regresa en una edición de lujo a manos de Norma Editorial. En 1992 el realizador Francis Ford Coppola estrenó su particular versión de Drácula. Una maravilla visual absoluta que se acercaba, como pocas adaptaciones, a la novela original de Bram Stoker. El lanzamiento del filme vino acompañado por una miniserie que adaptaba, a su vez, la película en cuatro números mensuales editados por la editorial Topps. Lejos de acudir -como suele…
Una obra de culto a cargo de dos pesos pesados de la industria que dieron su mejor cara en esta adaptación del clásico de 1992 de Francis Ford Coppola. Dos décadas inencontrable y reeditado en una magnifica edición en blanco y negro que favorece al arte gótico de Mignola. Una miniserie que trasciende su condición de adaptación para coger entidad por si misma.

RESEÑA COMIC - DRÁCULA DE BRAM STOKER

NUESTRA NOTA - 88%

88%

NOTABLE

Una obra de culto a cargo de dos pesos pesados de la industria que dieron su mejor cara en esta adaptación del clásico de 1992 de Francis Ford Coppola. Dos décadas inencontrable y reeditado en una magnifica edición en blanco y negro que favorece al arte gótico de Mignola. Una miniserie que trasciende su condición de adaptación para coger entidad por si misma.

User Rating: 4.15 ( 41 votes)