back to top

LA BALADA DE HALO JONES – RESEÑA CÓMIC

Alan Moore e Ian Gibson construyeron en La balada de Halo Jones una epopeya antibelicista demoledora. Un trabajo único a la altura de las mejores obras de su guionista.

La balada de Halo Jones

Antes de hablar de este La balada de Halo Jones es conveniente hacer una -lo prometo, breve– introducción a su guionista. Y es que es innegable que el guionista Alan Moore ha conseguido trascender al cómic y convertirse en una figura imprescindible de la cultura popular moderna. Tanto aquellos que son aficionados al tebeo, como los que no, podrían, sin problema, nombrar varios trabajos del británico. O si apretamos más, al menos han visto -sin conocer al propio Moore– alguna adaptación de sus comics para cine o televisión. Con más obras maestras a sus espaldas de las que cualquier otro escritor soñaría, su huella en cine y cómic es inmensa. Watchmen, por poner un ejemplo, se ha convertido por derecho propio en un icono del noveno arte.

al cine, con una serie de TV por estrenarse y con precuelas en papel que ampliaban su universo. Sin embargo, hay más, muchas más. From Hell, La Liga de los Hombres Extraordinarios, V de Vendeta, Miracleman, o Swampthing. La lista de obras imprescindibles es innumerable. Pero un cómic ha escapado siempre a todos los rankings. Una obra surgida en el mejor momento creativo del guionista y que por problemas legales ha pasado desapercibida durante más de treinta años. Una epopeya de ciencia ficción publicada en la revista 2000 AD a mediados de los ochenta. Hoy redescubrimos La balada de Halo Jones. Una obra que nos ha dejado un inmejorable sabor de boca y que se sitúa junto a los mejores trabajos del autor.

La balada de Halo Jones

La balada de Halo Jones. Una obra compleja y profunda

Halo Jones es una joven de 18 años que vive en El Aro. Una gigantesca macroestructura que acoge a los desempleados de los Municipios Aliados de América. Una suerte de ghetto en el que pasa sus días pensando en divertirse con sus amigas. Sin opciones de futuro o trabajo, viven una existencia gris y monótona. Tras el asesinato de una de ellas, Halo decide alistarse en un carguero especial como azafata para salir del Aro. Pero el destino, muy a su pesar, tiene preparado algo mucho más grande para ella. Superada constantemente por los acontecimientos, irá forjando una leyenda que se extenderá durante siglos. Una balada que resonara en el cosmos hasta el fin de los tiempos. En 1984 veía la luz, de manera serializada y en la mítica revista 2000 AD, La balada de Halo Jones. La obra se extendería hasta 1986.

Un momento en el que disputas sobre derechos de autor y otros temas, hicieron que Moore rompiera con la editorial. Lo iba a ser una saga en 9 partes –al menos– se quedó en una epopeya galáctica de tres libros. Quedó inconclusa, pero cerrando todos sus arcos y pudiendo ser disfrutada como una obra cerrada. Pero dejando al lector fantaseando con lo que la fértil mente de Moore podría haber hecho con aquel personaje. Un personaje ideado de manera premeditada fuera de los cánones que la revista 2000 AD manejaba. Una mujer –algo pionero en la época– protagonista absoluta de su propia serie. Un acto de rebeldía, algo común en Moore, contra un panorama plagado de testosterona y violencia. Una mujer sin ninguna característica especial que se veía en mitad de una serie de acontecimientos que la superaban. Pero ¿Qué hizo esta serie tan especial?

La balada de Halo Jones

La ciencia ficción como vehículo antibelicista

Alan Moore supo subvertir los códigos de la Space Opera y usarlos para construir algo totalmente diferente. La balada de Halo Jones es una despiadada alegoría sobre lo absurdo de la guerra, en un envoltorio de ciencia ficción maravillosamente construido. Algo que se nota desde el primer libro de la obra, en el que Moore y Gibson crean una sociedad compleja y detallada que cuenta hasta con jerga propia, además de decenas de razas diferentes y una jerarquía propia. Pero el fondo y la forma se acompasan a medida que la historia se desarrolla. Una vez trascurrido el primer acto de presentación, Moore pone toda la carne en el asador. Lleva a cabo algo parecido a lo que pocos años antes había hecho con V de Vendetta. Con la diferencia de que lo que hizo en aquel entonces contra los totalitarismos, aquí lo hace contra la guerra.

Y con todo el músculo creativo que tenía a comienzos de aquella década, en la que cada obra que escribía se convertía en una obra maestra, produce esta epopeya galáctica sobresaliente. Y elige a una mujer normal, de manera intencionada. Una lectura crítica y tristemente realista que ponía de manifiesto como los reclutamientos forzosos de una guerra de Vietnam que aún coleaba, habían destrozado a toda una generación. Y no será la única alusión a esta guerra que muestre esta Balada, sobre todo en su tercer y último acto. Pero también toca multitud de temas y se acerca a la realidad social de los ochenta. Una década especialmente gris y desoladora que el guionista británico diseccionaría en más de una obra. Sin embargo, aquí se muestra especialmente inspirado y metareferencial consiguiendo generar una obra atemporal a cualquier década o conflicto específicos.

La balada de Halo Jones

Una mezcla genial con un resultado sorprendente.

Y lo hace alimentando su genio con constantes referencias y guiños a la cultura pop en todas sus variantes. Porque si bien no faltan alusiones a música, cine y literatura del siglo XX, son las referencias más solapadas las más cruciales. Aquellas que ayudan a vertebrar el mensaje antibelicista de la obra. Las referencias de Alan Moore en esta obra son muy variadas. Tenemos ecos claros de varias novelas de ciencia ficción antibelicista. Cabe destacar “Bill Héroe Galáctico” de la que saca ese tono humorístico negro tan característico que impregna todo Halo Jones. Y ese toque de surrealismo que rodea a la jerarquía del ejército en ocasiones. Pero también hay huella de la maravillosa novela “La Larga guerra” de Joe Haldeman, sobre todo en el tercer acto. Y no quepa duda de la influencia Orwelliana que orbita toda la obra como un fantasma.

Pero Moore incluye además alusiones poco veladas a varios conflictos bélicos modernos. E incluso recurre a su propia V de Vendeta en más de una y de dos ocasiones. Esta vez más como guiño al lector que como referencia. Y pese a todo el aspecto final del conjunto es sólido. Y no deja entrever las costuras ni se muestra como una obra multi referencial, sino como algo nuevo y brillante. Algo a la altura de muy pocos guionistas en la industria, y menos a este nivel. Todo ello acompañado de un apartado gráfico realmente sobresaliente. En el apartado gráfico tenemos a un Ian Gibson en pleno apogeo de su carrera. El británico era un viejo conocido de la revista 2000 AD. Por sus lápices ya habían pasado personajes tan icónicos como el Juez Dredd, Sam Slade o Johnny Alpha.

La balada de Halo Jones

Un apartado artístico sobresaliente

Del mismo modo, había colaborado con Moore en “Future Shocks”. Para La balada de Halo Jones se optó por prescindir del color y abordar la obra en blanco y negro. Algo que se estableció como un acierto total dada la naturaleza oscura y decadente de la trama. Gibson era y es un experto en mostrar futuros distópicos decadentes y agobiantes. Algo que había demostrado en colecciones como Strontium Dog. Aquí da el do de pecho llevando su arte al próximo nivel recreado al detalle el mundo de Jones. Pero Gibson era, además, un experto a la hora de dibujar figuras femeninas. Y eso, en una obra en la que el 90 % de protagonistas son femeninas, era algo imprescindible. Sabe aportar un carácter y una presencia únicas a la protagonista. Y mostrar la evolución de la misma a lo largo de las décadas que dura su periplo por la galaxia.

Todo ello dando una lección de imaginación, creando decenas de razas extraterrestres y localizaciones desde cero. Y todo ello manejando el equilibro entre blanco y negro a la perfección. Al menos en sus primeras ediciones. Ya que para su reedición el 2018 se anunció que se recurriría a un coloreado total para la obra. Esta reedición viene precedida de cierto halo de polémica por su coloreado digital. Si bien el material original de Gibson es un ejemplo paradigmático del balance entre blancos y negros aplicado a un cómic, la colorista Barbara Nosenzo consigue enriquecer el material original de manera considerable. La italiana, en varias entrevistas, asegura que leyó varias veces la obra hasta captar el tono de la misma y aplicar una paleta de colores diferente y acorde para cada libro que compone el álbum.

La balada de Halo Jones

¿Color sí o color no?

Dota de un tono más apagado para el primer libro explotando en una paleta más rica para el segundo terminado el tercero con un festival de contrastes en tonos cálidos y agresivos. Da una nueva vida al rico universo creado por Moore y Gibson convirtiendo esta edición en una edición DEFINITIVA de Halo Jones. Una de esas –escasas– ocasiones donde el resultado final de un cambio tan radical, suma al conjunto. Estamos ante una obra maestra de Alan Moore, injustamente olvidada. Una saga épica en tres partes que merece ser redescubierta por toda una nueva generación de lectores. Las especiales circunstancias de su ausencia por décadas pueden hacer pensar al lector que estamos ante una obra menor. Pero nada más lejos de la realidad. Si por temas de derechos de autor, obras como V DE VENDETA no hubiera conocido más que una edición, estaríamos ante la misma tesitura.

Pero La balada de Halo Jones es una obra escrita en el momento de mayor efervescencia creativa de Moore en los ochenta. Coetánea en el tiempo a obras imperecederas como La cosa del pantano o a Miracleman. Una obra no solo para completistas del guionista de Northampton sino para amantes del cómic en general. Una muestra sobresaliente de por qué Moore es considerado uno de los mayores genios creativos del noveno arte de todos los tiempos. Uno de los mayores tebeos antibelicistas –si no el que más– que jamás hayan sido editados. Y un comic rabiosamente entretenido y de factura impecable. Y todo ello refrendado por un par de autores legendarios en la industria. Una adquisición casi obligada para cualquier amante del noveno arte. Ahora más accesible gracias a la labor de Norma Editorial.

Comparativa entre edición en ByN y en color.

Sobre la edición de La balada de Halo Jones

Norma editorial acaba de editar este mes La balada de Halo Jones en un magnífico tomo en tapa dura. Entre sus casi 230 páginas se recopilan los tres libros de la obra en papel satinado que hacen que el nuevo coloreado luzca de manera sobresaliente. Adjuntan además una treintena de páginas de material extra para redondear, aún más si cabe, la edición. Entre el material adjunto encontramos un artículo del propio Alan Moore donde narra el origen de la obra, y otro del dibujante, Ian Gibson. También un brillante prologo a cargo de Hernan Migoya.

Autor todoterreno que aquí también ejerce como traductor de la obra brindando una excelente adaptación del original de Moore. Asimismo tendremos una galería de portadas originales e ilustraciones a página completa. Como colofón se adjuntan páginas del guion original de Moore con las indicaciones que dio a Gibson. Curiosidad que nos adentra en la mente del guionista y nos ayuda a desgranar la magia de sus mecanismos creativos. Cierra el tomo breves biografías del guionista, dibujante y la colorista. Una edición, sin duda, a la altura del material que contiene.

La balada de Halo Jones
Edita
: Norma editorial
Lanzamiento: Agosto 2019
Autor/es: Alan Moore, Ian Gibson, Barbara Nosenzo
Formato: Cartoné
Tamaño
: 21×26 cm
Páginas: 228 pags
Interior: Color
ISBN: 978-84-679-3488-5
Precio: 28,50 €

La balada de Halo Jones

NUESTRA NOTA - 95%

95%

IMPRESCINDIBLE

Una epopeya antibelicista de ciencia ficción a manos de uno de los guionistas mas reputados de todos los tiempos que aquí da su mejor cara. Una obra tan desconocida como brillante que se sitúa a la altura de los mejores trabajos de Moore en los ochenta, lo cual es decir mucho. Obra a redescubrir en una edición de lujo que capacita a toda una generación poder descubrir a la iconica Halo Jones.

User Rating: 4.19 ( 42 votes)

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas entradas

Pícara y Gambito: Juego de Poder – Reseña Cómic

Analizamos con spoilers la miniserie Pícara y Gambito: Juego de Poder, escrita por Stephanie Phillips y dibujada por Carlos Gómez. Mientras en Krakoa se está complicando la situación, Anna Marie y Remy LeBeau se verán envueltos en una aventura que les pondrá contra las cuerdas. Un tomo que no os podéis perder.

Marvel Saga: El Castigador de Ennis y Dillon 2 – Reseña cómic

Hablamos del tomo Marvel Saga: El Castigador de Ennis y Dillon 2 Vamos, Frank; continuaremos las aventuras de nuestro sanguinario antihéroe en su búsqueda de hacer del mundo un lugar mejor a base de balas y homicidios a manos del tándem creativo formado por Garth Ennis y Steve Dillon

Leyendas de La Patrulla-X: Días del futuro pasado – El Día del Juicio 2 de 2 – Reseña cómic

Hoy hablamos de Leyendas de La Patrulla-X: Días del futuro pasado - El Día del Juicio 2 de 2, conclusión a esta coda del recordado arco argumental que Chris Claremont y John Byrne nos mostraron hace ya décadas.

Terrores Nocturnos: Batman – Reseña Cómic

Hablamos del compendio Terrores Nocturnos: Batman, tomo que recopilan tres colecciones (Batman, Detective Comics y The Joker) que forman parte del evento Terrores Nocturnos.

¡A comprar!

Rodrigo Pérez Miguel
Rodrigo Pérez Miguelhttps://lacomicteca.com/
Fundador de esta pequeña gran familia que es La Comicteca. Amante del noveno arte desde que aprendí a leer. Lector y escritor en proporciones variables y según el momento. En mitad de todo lo que sea cultura popular.

Pícara y Gambito: Juego de Poder – Reseña Cómic

Analizamos con spoilers la miniserie Pícara y Gambito: Juego de Poder, escrita por Stephanie Phillips y dibujada por Carlos Gómez. Mientras en Krakoa se está complicando la situación, Anna Marie y Remy LeBeau se verán envueltos en una aventura que les pondrá contra las cuerdas. Un tomo que no os podéis perder.

Marvel Saga: El Castigador de Ennis y Dillon 2 – Reseña cómic

Hablamos del tomo Marvel Saga: El Castigador de Ennis y Dillon 2 Vamos, Frank; continuaremos las aventuras de nuestro sanguinario antihéroe en su búsqueda de hacer del mundo un lugar mejor a base de balas y homicidios a manos del tándem creativo formado por Garth Ennis y Steve Dillon

Leyendas de La Patrulla-X: Días del futuro pasado – El Día del Juicio 2 de 2 – Reseña cómic

Hoy hablamos de Leyendas de La Patrulla-X: Días del futuro pasado - El Día del Juicio 2 de 2, conclusión a esta coda del recordado arco argumental que Chris Claremont y John Byrne nos mostraron hace ya décadas.