La miniserie de El Vigía juntó el thriller psicológico y el genero de superheroes en una serie que hizo historia y que supuso el nacimiento de un personaje iconico.

La línea Marvel Knights supuso un canto de cisne para una editorial que buscaba desesperadamente retomar el rumbo del éxito tras una década de pérdidas continuas. Perdidas que estuvieron cerca de dejar en bancarrota a la casa de las ideas. Fue una iniciativa que buscaba ofrecer a los personajes clásicos de la editorial bajo un prisma más adulto y oscuro. El objetivo era captar a los adolescentes y repescar a los jóvenes adultos. Para tal fin se recurrió a Event Comics,sello comandado por Joe Quesada. Para este debut se elaboraron cuatro miniseries: Pantera Negra, Daredevil, Punisher y Los Inhumanos.

Todas fueron éxitos inmediatos. La línea MK dio a Marvel el impulso necesario para reestructurarse –casi– por completo y salir del bache. De estas series, la más celebrada fue “Los Inhumanos”, hecha por el guionista Paul Jenkins y el talentoso dibujante Jae Lee. Fue precisamente el primero quien, aprovechando las buenas ventas de los inhumanos presentó a Marvel un proyecto que tenía entre manos desde hace años.

Los inhumanos de Jae Lee

Se trataba de EL VIGÍA. Una idea que el propio Jenkins resumía así: “es la historia de un cuarentón, luchando contra sus adicciones y que mantiene una estrecha relación con su perro”. Un personaje con unos poderes y habilidades más allá de toda comprensión. Nacido en los años 40 y que desapareció sin dejar rastro del universo Marvel, borrando su huella de la memoria de todo ser vivo en el planeta.

Marvel dio luz verde al proyecto y carta blanca a Jenkins y Lee para desarrollar el proyecto.

De aquel primer boceto de guion quedaba el protagonista, Bob Reynolds. Un cuarentón con agorafobia y aparentes problemas mentales que tras una noche agitada y llena de pesadillas se despertaba con el delirio de que en realidad era un superhéroe. La trama implicaba a la práctica totalidad del universo Marvel de aquel momento y dejando al mundo a punto de ser destruido por una entidad maligna e imparable conocida como “El vacío”. El quinto y último número de la serie no cerraba la trama dejando al lector sin saber si una alianza formada por todos los héroes de Marvel podría hacer algo contra este temible enemigo.


El arte de Jae Lee para la serie del vigia
Arte de Jae Lee para el tomo del Vigia.

La conclusión llegaría meses mas tarde en una segunda tanda de números. One-Shots que narraban flashbacks de las aventuras de Spiderman, Los X-Men, Los cuatro fantásticos o Hulk con el Vigía. El quinto de estos números, titulado “El Vacio” brindaba un frenético desenlace dejando un final abierto. Jenkins no cerraba la puerta a una continuación pero tampoco daba pie a que esta se produjera a nivel argumental. La serie funcionaba bien como un conjunto cerrado dada la especial naturaleza de su argumento y si giro argumental final.

El Vigía fue una serie de corte adulto, profundo con una concepción mas cercana a la línea Vértigo que Marvel. Terriblemente influenciada por el Miracleman de Alan Moore. Narraba un viaje personal en el que un hombre con una psique destrozada debía vencer sus demonios interiores y sobreponerse. La serie estaba plagada de superhéroes, pero eran meros actores secundarios en una historia de corte mas bien intimista. A esto ayudaba el arte realista de Jae Lee. Quien ya había demostrado sus espectaculares cualidades en los inhumanos dos años antes.

Imagen del interior del tomo de el vigia.
Homenaje a Kirby por los autores.


Leída a día de hoy queda como una serie atemporal que supo jugar sus cartas con una maestría total.

Creó de la nada un personaje carismático e impredecible, destinado a pervivir con el paso de los años. Una serie adulta, diferente y mas cercana a lo que ofrecían otras editoriales, orientadas a un publico mas adulto. La constatación de que, por un corto periodo de tiempo, otro Marvel fue posible.

Panini Comics acaba de editar un tomo que reúne los 10 números que compusieron el debut del Vigía en Marvel. Un volumen en formato tapa dura con máxima calidad para de papel. Una serie y un personaje que hicieron historia y que merece se rescatada y re-recordada.

ECHA UN OJO A LAS PRIMERAS PAGINAS DEL TOMO