Little Bird Integral – Reseña cómic

0

La editorial Nuevo Nueve apuesta fuerte por una de sus últimas novedades y nos ofrece en un lujoso tomo la serie limitada Little Bird, una historia postapocaliptica épica ambientada en Canadá, creada por las laboriosas mentes de Darcy Van Poelgeest y Ian Bertram.

Little Bird
Little Bird

El germen de Little Bird

Con Little Bird debuta el guionista Darcy Van Poelgeest, productor y director de cortometrajes y un gran desconocido en nuestro país. Entre corto y corto se le ocurrió esta historia y, conociendo el trabajo del ilustrador Ian Bertram, le propuso la realización gráfica de su primera incursión en el campo de los cómics. Esto sucedió cinco años antes de la aparición de la primera grapa publicada por la editorial Image. Así pues se puede deducir que han elaborado la historia a fuego lento para podernos ofrecer un acabado de calidad. ¿Ha merecido la pena este larguísimo proceso de elaboración? Os lo explicamos a continuación.

Un inciso para elogiar a Image. De unos años a esta parte se ha posicionado al nivel de la potente Dark Horse. Y, actualmente, solo está un escalón por debajo de las todopoderosas Marvel y DC. Image fue fundada en 1992 por un grupo de dibujantes que dejaron de trabajar para Marvel Comics con el objetivo de poder conservar el copyright de sus creaciones. La editorial se ha ido amoldando a los gustos del público, atrayendo a los mejores autores y creando títulos de calidad. Títulos que provocan que las editoriales españolas se den de tortas por ellos. En este caso, Little Bird no incluye mención alguna al sello Image. De hecho en el copyright aparecen los dos creadores junto a Glenat, que ha sido la editora para el mercado francófono.

Interior de Little Bird
Interior de Little Bird

Las llamas de una revuelta. El fuego de una venganza

En Little Bird los malos son los yanquis y los buenos los canadienses. Estamos en medio de una refriega de mucho cuidado. El gobierno estadounidense está sometido bajo el yugo de un gobierno ultranacionalista y teocrático. Un gobierno cuya sede es Nuevo Vaticano, donde se encuentran las Naciones Unidas de América. Estos villanos sin escrúpulos, vestidos como siervos de Dios, cometerán todo tipo de fechorías bajo el símbolo de la cruz. Les mueve el deseo de poder, aunque para ello tengan que modificar genéticamente a los pobres pecadores.

Como si de una aldea gala se tratase, la historia arranca en las Montañas Rocosas de Canadá, en un pueblo llamado Tantoo. Pero al revés que ellos, el último bastión de la resistencia canadiense es eliminado sin piedad alguna. La joven Pequeño Pájaro, salvada de la escabechina por estar escondida en un búnker, se pondrá manos a la obra para resistir contra el opresor mientras busca su propia identidad. Esta historia trata sobre una niña que nació en medio de un conflicto bélico que no llega a comprender del todo y de su viaje para ponerle fin y descubrir quién es realmente.

Interior de Little Bird
Interior de Little Bird

Acción a raudales y sangre para llenar muchos cubos

La primera sensación al comenzar a leerLittle Bird es que nos falta información. En las primeras páginas estamos un poco perdidos. No hay una explicación que de paso al torrente de acción que veremos conforme se avance en la lectura. Solo los textos de apoyo con la voz de Pequeño Pájaro nos van abriendo camino en la aventura. Nos encontramos en un mundo extraño e imaginativo que parece sacado de Mad Max u otra historia apocalíptica al uso. Cuando la protagonista acude a rescatar al Hacha a la Prisión de la Guardia del Norte, veremos seres modificados genéticamente custodiados con una tecnología avanzada, en una escena tan lovecraftiana como la que sucede en La cabaña en el bosque (The cabin in the Woods, 2012) de Drew Goddard, en la que aparecen criaturas encerradas en una especio de prisión, igual que aquí.

Lo que a continuación nos hace abrir los ojos como platos es la sanguinolenta puesta en escena, que continuará hasta la finalización de este cómic. Sangre y tripas, desmembramientos por doquier y mucha violencia bellamente dibujada, eso sí. Incluso el final del primer número nos impactará con algo que no esperábamos para nada. Todo se resolverá en el segundo capítulo, donde el guionista comenzará a moldear el argumento. Narrando entonces hechos pasados y añadiendo todo tipo de ingredientes. Ingredientes que tratan temas como el nacionalismo, la religión, el hombre contra la naturaleza, la traición y la constancia con premio. El título de este primer arco ha sido traducido como La lucha por la esperanza de los ancianos. Y es que en definitiva de esto trata todo, de recuperar el legado de los ancestros, una Canadá libre de tiranos. El final nos avanza una posible secuela.

Interior de Little Bird
Interior de Little Bird

Espectacularidad en cada página

Si el guion de Darcy Van Poelgeest aporta multitud de alocados conceptos que se desarrollan a diferente ritmo, dejando exhausto y algo perdido al lector conforme avanza la trama, el dibujo de Ian Bertram es el rey de la fiesta, creando un psicodélico universo con un arte espectacular y refrescante. Bertram está llamado a ser uno de los grandes talentos del cómic norteamericano. Recibió las enseñanzas de historietistas como Carl Potts o Klaus Janson. Ha sido un habitual en los títulos del Hombre Murciélago de DC. También ha aportado su talento en editoriales como Marvel o Dark Horse, en una carrera que seguro despegará tras Little Bird.Con un estilo que recuerda al de artistas como Frank Quitely o Chris Burham, en esta obra hay reminiscencias del cómic francobelga con ecos de Moebius o del manga con el particular arte de Katsuhiro Otomo como referencia.

Bertram, apoyado por el preciso color de Matt Hollingsworth, domina las secuencias de acción salvaje, las escenas oníricas y los escenarios imposibles. Recrea criaturas de singular apariencia y no se apoya para nada en el canon de belleza habitual para la representación de los buenos, que podría decirse resultan igual de repulsivos que los malos. Las escenas gore son el punto fuerte de Bertram, detalladas al extremo. Little Bird es un cómic muy disfrutable a nivel visual, plagado de conceptos interesantes y acción sin tregua. Comic al que le pesa una trama que tampoco es el colmo de la originalidad y que se ve lastrada por meter demasiados ingredientes en la coctelera. Con todo, un debut potente el de Darcy Van Poelgeest, que ha contado con un entusiasta ilustrador para el que ha creado una historia a su medida. ¡Y encima Premio Eisner 2020 a mejor serie limitada!

Interior de Little Bird
Interior de Little Bird

Edición y consideraciones finales de Little Bird

Nuevo Nueve se ha apoyado en la edición francesa de Little Bird para ofrecernos este impresionante volumen de casi 200 páginas encuadernado en tapa dura que incluye una cinta de tela para no perderse. Contiene los números 1 al 5 (2019) del cómic original con sus respectivas portadas e iconos. No tiene ningún extra.

LITTLE BIRD
Edita:
Nuevo Nueve
Autores: Darcy Van Poelgeest, Ian Bertram
Formato: Cartoné
Tamaño: 27 x 19 cm
Páginas: 200 pags.
ISBN: 978-84-17989-58-3
Precio: 25,00 €

LITTLE BIRD

NUESTRA NOTA - 80%

80%

Eisner al canto

Un indie que se disfruta por contener un apartado gráfico espectacular que desarrolla una historia a la que le falta algo de profundidad o cohexión. Con todo, es un cómic potente que gustará a los amantes de la ciencia ficción a la europea.

User Rating: 4.44 ( 2 votes)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí