Memoria – Integral – Reseña cómic

0

Hablamos de Memoria, obra de ciencia ficción de aires noventeros recién editada en nuestro idioma por Ponent Mon. Un díptico a manos de Jean-Paul Eid y Claude Paiement en la mejor tradición de la BD de cambio de siglo.

Memoria
Memoria

La década de los noventa, la nouvelle vague de la ciencia ficción

Antes de hablar de Memoria, un poco de contexto. Los años 90 vieron como se publicaban diversas obras de ciencia ficción que jugaban con el concepto de la virtualidad y de la existencia. Trabajos que permearon cada capa de la cultura popular, desde el comic al cine pasando por la literatura o los videojuegos. Así Grant Morrison publicó su obra Los Invisibles, anarroseada por las hermanas Wachowski  sin ningún pudor en 1999 en Matrix. La paranoia existencialista de Philip K. Dick vio como se adaptaba apócrifamente al cine como en el caso de eXistenZ o Abre los ojos. El tema de realidad virtual se convirtió en un tropo demasiado frecuente de aquella época perdiendo en muy poco tiempo su interés para el gran público.

Jugando con estos referentes en 1999 vio la luz en Quebec Escafandra 8, primer volumen de un díptico que luego fue completado en 2004 con la publicación del segundo tomo titulado El Abismo.  Trabajos, ambos que han sido recuperados por la editorial Ponent Mon en este tomo titulado Memoria que ocupa esta reseña. Un nuevo nombre que pierde parte del encanto del anterior Le naufragé de Memoria, para mi gusto más acertado y evocador. Pero ¿Qué se esconde dentro de este doblete de ciencia ficción europea? Pasemos a echarle un vistazo.

Interior de Memoria
Interior de Memoria

El valor de la memoria

La historia nos sitúa en una ciudad americana en 1930, Memoria. Allí Benjamin Blake es taxista. Un buen taxista de esos que conocen su ciudad hasta el más pequeño detalle. O eso cree hasta que una clienta paranoica olvida una maleta en su asiento trasero y su pequeña e insignificante vida se convierte en una pesadilla cuando su camino se cruza con unos misteriosos terroristas: Los Zalupkistas. Un grupo que hará que se cuestione su salud mental y su propia existencia, ya que Benjamin Blake y sus conciudadanos son simples criaturas informáticas que habitan una ciudad virtual. Unos meros secundarios en un destino vacacional virtual dirigido por la corporación Brainstorm.

Con ecos de muchas obras, a las ya mencionadas y contemporáneas habría que añadir la no tan obvia en la época: Westworld que curiosamente hace que 20 años después este tebeo aguante bien los embates del tiempo y esté de actualidad, Claude Paiement, un dramaturgo cuyas escasas aportaciones al mundo del cómic son en colaboración con Jean-Paul Eid ha imaginado una historia sobrecogedora donde las realidades se confunden y los márgenes de la realidad se vuelven confusos, surgiendo temas tan complejos como sí la materia al desarrollar la facultad de concebirse a sí misma y adquirir la conciencia de existir tendrá el inevitable deseo de tomar su destino en la mano, o sí el mero hecho de negar la humanidad de los personajes creados artificialmente sólo desemboca en sexo y violencia.

Interior de Memoria
Interior de Memoria

Un grafismo entre dos mundos para una obra más que sólida


En el aspecto gráfico, Eid logra un desempeño notable. Con un estilo que denota su condición de enlace entre la tradición del cómic book americano, no en vano es canadiense, y el mundo del cómic franco-belga, no en vano es quebequés, Eid desarrolla toda una serie de recursos potentes y muy efectivos. Juegos de luces, de color, pixelados, trucos de entintado, diseños de página muy atrevidos,  rupturas bruscas que aunque puedan parecer espesos, nunca cae en la abstracción o el artificio, y que denotan sus diferentes influencias de numerosos autores pero que conforman un estilo muy efectivo.

En definitiva,  un tebeo hijo de su época, pero que ha resistido bastante bien el paso del tiempo con su propuesta sobre la realidad virtual y la inteligencia artificial. Una propuesta que aun bebiendo de varias –muchas– fuentes de la cultura popular consigue en última instancia encontrar una voz propia. Una voz sólida que consigue arrastrar con argumentos al lector de la primera a la última página. ¿Hija de su tiempo? Sin duda, pero una hija más que destacable a la que merece la pena acercarse con la mente abierta.

Interior de Memoria
Interior de Memoria

Sobre la edición de Memoria

Ponent Mon edita Memoria en un volumen de tapa dura con su calidad acostumbrada. En el interior papel y reproducción gráfica de máxima calidad. Como extras cuenta con una pequeña introducción a cargo de Jean-Dominic Leduc.

Descuento comitequero
Memoria (PONENT MON)
Un mas que notable BD de ciencia ficcion que aborda el tema de lo que es la realidad desde un prisma unico. Una obra hija de su epoca que es una alumna mas que aentajada de ese tempestuoso cambio de ciclo que supuso la venida del nuevo milenio Hazte con este tomo desde nuestro enlace de afiliado y disfruta de un descuento comiquetero

Memoria
Edita:
Ponent Mon
Autores: Jean-Paul Eid, Claude Paiement
Formato: Tapa dura
Tamaño: 216X286 milímetros
Páginas: 128 Color
ISBN: 978-84-17318-95-6
Precio: 25,00 €

Memoria

NUESTRA NOTA - 77%

77%

NOTABLE ALTO

Benjamin Blake es taxista. Cree conocer la ciudad de Memoria al dedillo. Hasta que un encuentro con una cliente paranoico y unos curiosos terroristas le hagan plantear no sólo su conocimiento de la ciudad si no de su propia existencia

User Rating: 4.85 ( 3 votes)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí