Caravaggio (edición integral B/N) – Reseña cómic

0

Hoy en La Comicteca hablamos de una obra maestra. La biografía del célebre artista italiano realizada por el maestro del erotismo Milo Manara. Una obra deslumbrante de gran belleza que Norma Editorial nos trae en una edición integral en blanco y negro a la altura de las circunstancias.

Un gran artista contando la vida de otro gran artista

A Milo Manara, con 75 años en su haber, no hay quién le sople. Cada vez que uno de sus trabajos ve la luz, miles de fans acuden raudos a por él. Es un grande de la Historieta y todo el volumen de su trabajo, impecable, lo atestigua. Como se cita en su biografía, la vocación inicial de Manara fue ser pintor. Y aunque intentó vivir de la pintura, no fue posible. Siendo asistente del escultor Miguel Ortiz Berrocal, descubrió en su biblioteca el mundo del cómic. Lanzó su primer trabajo en viñetas, Genius, mientras cursaba estudios de arquitectura en la Universidad de Venecia, en 1968. Desde entonces no ha parado de producir páginas de cómic, especializándose en el campo del erotismo.

Manara elige a Michelangelo Merisi alias Caravaggio (1571-1610) para crear su primera biografía de un artista universal. Panini Italia la publicó en dos álbumes (2015 y 2019). Como vimos en su obra anterior, Los Borgia, escrita por Jodorowsky, Manara se encuentra cómodo retratanto otras épocas. Su plasmación en viñetas de los años en los transcurre Caravaggio es exquisita y se siente real. En cuanto al Arte, en otras obras de Manara hemos podido encontrar referencias. En Las aventuras de Giuseppe Bergman, este personaje recorría varias de las obras más importantes de la historia del arte. Bergman iba comentando cuadros famosos mientras Susanna los representaba en vivo. En Caravaggio veremos algo similar. Los personajes posarán para ser retratados en los famosos cuadros que han pasado a la posteridad. Veremos el «making of» de obras como La vocación de San Mateo, El entierro de la Virgen y muchas más.

Caravaggio

Un genio como la copa de un pino

Finales de verano de 1592. Un carro tirado por bueyes llega a un puesto de guardia a dos millas de Roma. El joven Michelangelo, proveniente de Milán, viene como pasajero con el objetivo de poder acceder a esa gran ciudad. Nos encontramos al artista en edad adulta, llevando como único equipaje un hatillo y un bastón. Gracias a que acude en ayuda de un viejo tullido al que intentan robar, este le introducirá en su círculo de arquitectos y pintores. Michelangelo, de espíritu fogoso, no tardará en crearse sus propios enemigos.

En un altercado ocurrido en la taberna, mientras se codea con los demás artistas, vemos el éxtasis artístico del pintor. Manara nos muestra la inclinación de Caravaggio (al que apodarán así por tener familia en ese pueblo) a descubrir la belleza de las personas por la iluminación que reciben. El pintor Antiveduto Gramatica lo acogerá en su taller, que le montará su propio estudio en el que trabajará en cuadros de poca importancia. Sufriendo las humillaciones del Caballero de Arpino durante su trabajo diurno, creando los cuadros que le granjearán fama por la noche. Por culpa de una juerga con sus amigos, dará con sus huesos en la Cárcel de Tor di Nona.

El pincel y La espada

Manara confesaba en una entrevista a un medio: “si Caravaggio hubiese nacido hoy, sería director de cine”. Tal como nos lo muestra trabajando en sus cuadros, encaja perfectamente con ese perfil. Él se encarga de situar a cada personaje, les muestra la pose que deben adoptar. También se encarga del atrezzo y de la ambientación de luces y sombras. Manara plasma con mano maestra esos momentos en los que el artista confecciona su arte, que nos parecen sobrecogedores. No exagero al decir que esta monumental obra produce el Síndrome de Stendhal. Vemos o sentimos algo que nos hace reaccionar de forma excepcional por su belleza.

Manara se sintió atrapado de niño por una portada de un libro de catecismo que mostraba la hiperrealista crucifixión de San pedro de Caravaggio. Como pionero de la técnica del claroscuro, en una viñeta vemos al pintor deshacerse una ventana para dejar total oscuridad de fondo en un cuadro. Caravaggio no tenía reparo en usar personajes de un nivel social bajo, prostitutas y gentes con aspecto grosero e incluso desagradable. Harto de las injusticias, el pintor rescata a Anita, una prostituta a la que da trabajo como modelo. Ranuccio, su chulo, será otra de las enemistades que se granjeará el artista. Por culpa de un duelo de sangriento final, deberá huir de Roma.

La Gracia

La segunda parte comienza en las afueras de Roma, en un campamento de saltimbanquis, una noche de verano de 1906. El viejo Lanzi llevará al herido Caravaggio a ser curado en el campamento. La Madame, a la que Manara retrata con el rostro de la gran actriz Simone Signoret, acogerá al artista hasta su recuperación total. Aquí conoceremos a la bella Ipazia, personaje de ficción resuelto como una mujer fuerte. Ella ayudará al maestro repetidas ocasiones e incluso estará presente en su trágico final.

La condesa Colonna es otra mujer de carácter que existió en la realidad. Enamorada de su arte, que hará lo posible para que Caravaggio continúe en la brecha. El pintor resolverá conseguir la Cruz de Malta para poder recibir el perdón de Roma y así poder regresar. Nuevamente, se creará un enemigo en el camino, el pérfido Roero. Una pelea en la que se usa un arma de fuego, llevará a Caravaggio de nuevo a prisión y tras salir, a un momento fatídico. Atrás queda su genio, su fuerte carácter y sus maravillosos cuadros. Arte aplaudido por el pueblo llano, por los nobles y por los mismos prelados de la Iglesia.

Caravaggio

Un toque de erotismo

Pese a contar escrupulosamente la vida de Michelangelo Merisi desde su llegada a Roma, Manara no puede evitar dejar su inolvidable sello: el erotismo. Como maestro indiscutible del mismo, a lo largo de la narración asoman momentos que nos recuerdan a muchas de sus obras anteriores. Obras que han dejado huella en la Historia: El clic, El perfume del invisible, Los Borgia, Verano indio. Manara realiza ficción con el encuentro de Caravaggio con las bellas y sensuales mujeres que asoman en los dos álbumes.

Utiliza el erotismo como elemento liberador y en Caravaggio no resulta ni escandaloso ni inmoral. Pero sí muy integrado con el ambiente de tabernas y prostitución en el que se mueve el artista. Son las desigualdades y la injusticia, que conllevan el sufrimiento del pintor lo que sí revuelve las tripas del lector. Siempre al lado del protagonista y en contra de todas las injusticias que le rodean.

Caravaggio

Una edición impresionante de Norma editorial

Maravillosa, fastuosa. Aunque reza como edición en blanco y negro, el gris aparece ante nuestros ojos en un tono sepia epatante. El tamaño de 26 x 35 cm es adecuado para poder admirar todo el estupendo trabajo de Manara. En las viñetas donde aparecen edificios, plazas, paisajes y demás, provoca que dejemos vagar largo rato nuestros ojos, gracias al detallismo y exquisitez con la que están resueltas. Pero no solo la ambientación. Cada personaje con sus formas y expresiones nos devuelve al mejor Manara en años en un trabajo en el que ha echado el resto.

El tomo está encuadernado en tapa dura, con lomo de tela, a la holandesa. Comprende un total de 128 páginas, en las que aparte de recopilar los dos álbumes, encontramos un prólogo por Claudio Strinati, Historiador de Arte; un listado de las obras de Caravaggio mencionadas o representadas; bibliografía del artista y una serie de ilustraciones a color de Manara que abruman por su belleza.

Título: Caravaggio
Autor: Milo Manara
Editorial: NORMA EDITORIAL, S.A.
Idioma: Español
Formato: cartoné
Nºpáginas: 128 BN
Tamaño: 26 x 35
ISBN: 978-84-679-4632-1
Peso del producto ‎1.27 kg

NUESTRA NOTA

CARAVAGGIO - 95%

95%

PURO ARTE

Caravaggio es una auténtica obra maestra de cautivadora belleza. Una sensacional biografía de un genial pintor. Arte en estado puro.

User Rating: 5 ( 2 votes)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí